INTERNACIONAL
11/01/2018 3:26 PM CST | Actualizado 11/01/2018 3:28 PM CST

100 tiendas 7-Eleven en EU fueron objetivo de redadas antiinmigrantes

ICE dijo que la intención de la redada era garantizar que los empleadores no contrataran personas sin autorización de trabajo.

Como parte de una campaña dramática y de mano dura, los agentes de inmigración llegaron sin avisar a casi 100 tiendas 7-Eleven en todo el país antes del amanecer del miércoles, entrevistando a empleados y gerentes, dando avisos de auditoría y arrestando a 21 trabajadores.

La Agencia de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) dijo que la intención de la redada era garantizar que los empleadores no contrataran personas sin autorización de trabajo.

La agencia dijo que los allanamientos —la operación más grande contra un empleador bajo la administración Trump— estaban destinados a servir como un "mensaje fuerte" para que otras empresas siguieran la ley al no contratar trabajadores indocumentados.

"Las acciones de hoy envían un fuerte mensaje a las empresas estadounidenses que contratan y emplean a trabajadores indocumentados: ICE hará cumplir la ley, y si se descubre que infringe la ley, se le hará responsable", dijo el subdirector del ICE, Thomas Homan en una declaración. "Las empresas que contratan trabajadores ilegales son un factor de atracción para la inmigración ilegal y estamos trabajando arduamente para eliminar este imán".

Expertos en inmigración dijeron al HuffPost que esa ejecución de la ley altamente visible en el lugar de trabajo con agentes que aparecían sin anunciarse en todo el país temprano en la mañana, interrogando y arrestando empleados parece ser una demostración de fuerza no solo para mantener a las empresas en cumplimiento sino también para demostrar política de tolerancia cero hacia las personas indocumentadas.

Las 21 personas arrestadas por ICE eran empleados, confirmó la agencia.

"Cuando hablamos de perfilar a los empleadores, eso es auditar a los empleadores para ver si siguieron esas reglas. No es necesario presentarse con los agentes y entrevistar a las personas en el sitio sin anunciarse ", dijo Angela Banks, experta en inmigración y profesora de derecho en el estado de Arizona, a HuffPost.

Las acciones están en línea con la retórica y las políticas de la administración Trump, que hacen que todas las personas indocumentadas, no solo las personas con antecedentes penales, sean blanco de la deportación. Las detenciones de ICE aumentaron en un 40% durante los primeros ocho meses en el cargo del presidente Donald Trump, en comparación con el mismo período del año anterior.

"Para la administración Trump, todo se trata de relaciones públicas: quieren crear la sensación de que hay un nuevo régimen de ejecución", dijo a HuffPost Muzaffar Chishti, director de las oficinas del Instituto de Política Migratoria de la Facultad de Derecho de NYU. "Aparecer en las primeras horas del día en todo el país muestra una fuerza ejecutiva".

El miércoles, ICE publicó en su cuenta de Twittere varias noticias sobre las redadas.

Las acciones de hoy envían un fuerte mensaje a las empresas estadounidenses que contratan y emplean a trabajadores indocumentados: ICE hará cumplir la ley, y si se descubre que infringe la ley, se le hará responsable. Subdirector de ICE, Tom Homan.

ICE dijo que las operaciones del miércoles fueron un "seguimiento" de una investigación de 2013 sobre las franquicias 7-Eleven, según un comunicado. Nueve propietarios y gerentes de franquicias fueron arrestados en 2013 por "conspirar para cometer fraude electrónico, robar identidades y ocultar y albergar" a trabajadores indocumentados. Todos menos uno se declararon culpables y se les ordenó pagar más de US$2.6 millones.

ICE dijo el miércoles que las rededadas que se llevaron a cabo en 17 estados y Washington D.C. tenían como intención atestiguar que la empresa "había puesto en práctica los pasos necesarios para una contratación y prácticas de trabajo más responsables".

En un comunicado, 7-Eleven dijo: Estamos enterados de las acciones de ICE en ciertas locaciones y franquicias... los propietarios de alguna de las franquicias de 7-Eleven deben acatar todas las leyes estatales, federales y de trabajo... 7-Eleven toma en serio el cumplimiento de las leyes de inmigración y ha rescindido los acuerdos de franquicia de los franquiciados condenados por violar estas leyes

Lo que pasa cuando tienes estas redadas, donde los agentes pueden ir a cualquier lugar del país, sin tener en cuenta la ofensa criminal, nadie se sentirá seguro. Muzaffar Chishti, director en el Migration Policy Institute

Los allanamientos en el lugar de trabajo como el que ICE acaba de realizar en 7-Eleven tienden a extender el miedo en las comunidades indocumentadas al enviar un mensaje de que los trabajadores indocumentados corren el riesgo de ser blanco de los agentes en cualquier momento y ser potencialmente deportados.

"Bajo la administración actual, todos los trabajadores encontrados durante estas investigaciones que no están autorizados a permanecer en EU están sujetos a arresto administrativo y expulsión del país", dijo ICE en su declaración sobre las operaciones de 7-Eleven.

Para la comunidad indocumentada, tales redadas extensas y visibles en los lugares de trabajo pueden llevar a las personas a la clandestinidad, haciéndolas más vulnerables al abuso, incluida la explotación en el trabajo.

"Lo que pasa cuando tienes estas redadas, donde los agentes pueden ir a cualquier lugar del país, sin tener en cuenta la ofensa criminal, es que nadie se sentirá seguro", dijo Chishti.

"Bajo Obama, si no tenían una ofensa criminal, podían irse por la mañana y sentirse relativamente seguros de que llegarían a casa para ver a sus hijos", agregó. "Esa realidad ha cambiado bajo la administración de Trump, y ellos mismos lo dicen, que todos deben estar mirando por encima del hombro. Estás viendo los resultados de eso".

Este artículo se publicó originalmente en The HuffPost.