INTERNACIONAL
10/01/2018 7:48 AM CST | Actualizado 10/01/2018 7:51 AM CST

ONG británicas perderán cientos de millones si no hay acuerdo de Brexit

Peter Nicholls / Reuters

Las organizaciones no gubernamentales del Reino Unido perderán cientos de millones de euros en concepto de subvenciones comunitarias si Londres y Bruselas no alcanzan un acuerdo para el Brexit antes de marzo de 2019, informa hoy The Guardian.

Tras acceder a un documento oficial de la Unión Europea (UE), el diario británico revela que Bruselas ha advertido a compañías y ONG, con sede en este país, que sus subvenciones comunitarias se recortarán en el hipotético escenario de que no haya un pacto entre ambas partes.

Según el documento, la Unión Europea alertó a esas organizaciones y compañías registradas en el Reino Unido que solicitan ayudas y contratos a la Comisión Europea, de que dejarán de recibir financiación, a menos que se logre un acuerdo antes de la fecha prevista para la ejecución del Brexit.

También se indicó a aquellas organizaciones que buscan contratos de la comisión relacionados con siete programas de ayudas que, si su solicitud se extiende pasado el 29 de marzo de 2019, será "rechazada automáticamente".

¿De cuánto estamos hablando?

The Guardian recuerda que entre 2012 y 2016, la UE asignó 1,200 millones de euros a ONG de este país en concepto de ayudas y desarrollo para que desempeñaran su trabajo por todo el mundo en representación de Bruselas.

Solo en el año 2016 se destinaron a organizaciones británicas contratos y subvenciones por valor de 356,900 millones de euros.

El documento, cuyo borrador se escribió el pasado 20 de diciembre, explica que "si bien la gestión de los fondos comunitarios dependerá tanto del desenlace como de las negociaciones mismas", el bloque comunitario "necesita adoptar medidas legales a fin de asegurar que las organizaciones con sede aquí comprenden los riesgos a los que se enfrentan".

Esta información surge después de que la Comisión Europea haya negado estar "discriminando" al Reino Unido mientras este país continúa siendo Estado miembro del bloque común.

Según una carta filtrada a los medios enviada por el ministro británico para el Brexit, David Davis, a la jefa del Ejecutivo, Theresa May, el político considera que los preparativos de la UE ante la posibilidad de que ambas partes no logren un acuerdo están dañando los intereses económicos de este país.

Davis sostiene que el hecho de que Bruselas advierta a algunas industrias sobre las consecuencias de que no se llegue a un pacto tras el Brexit puede alentar a las entidades con sede en el Reino Unido a trasladarse a otros lugares de la UE.