INTERNACIONAL
07/01/2018 10:01 AM CST

El cambio climático ha cuadruplicado las "zonas muertas" de los océanos, advierten los investigadores

La sofocación de los océanos podría llevar al colapso del ecosistema, dice un estudio publicado en 'Science'.

El tamaño de las "zonas muertas" oceánicas carentes de oxígeno, donde las plantas y los animales luchan por sobrevivir, se ha cuadruplicado en todo el mundo, según un nuevo análisis científico.

El crecimiento de las zonas es otra consecuencia del calentamiento global, incluido el aumento de las temperaturas oceánicas, provocado por los gases de efecto invernadero y, más cerca de las costas, la contaminación por escorrentías agrícolas y aguas residuales.

Declining Oxygen in the Global Ocean and Coastal Waters/Science

"El aumento de la carga de nutrientes junto con el cambio climático, cada uno de los cuales resulta de actividades humanas, está cambiando la biogeoquímica oceánica y el aumento del consumo de oxígeno", dice el estudio publicado en la revista Science. En última instancia, dichos cambios son "insostenibles y pueden provocar el colapso de los ecosistemas, lo que finalmente causará daños sociales y económicos".

El análisis de las zonas con escasez de oxígeno fue realizado por un equipo de científicos de la Red Global de Oxígeno (GO2NE), creada en 2016 por la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de las Naciones Unidas.

Los investigadores determinaron que las zonas de "oxígeno mínimo" en alta mar se han expandido desde 1950 por un área equivalente al tamaño de la Unión Europea. El volumen de agua del océano carente de oxígeno se ha cuadruplicado en ese tiempo, según el estudio. El número de zonas hipóxicas o de oxígeno reducido a lo largo de las costas se ha incrementado hasta 10 veces, desde menos de 50 a 500.

Denise Breitburg, ecóloga marina del Smithsonian Environmental Research Center y autora principal del estudio, calificó el hundimiento del oxígeno del océano como "uno de los efectos más graves de las actividades humanas en el medioambiente de la Tierra". El oxígeno es "fundamental para la vida en los océanos", dijo en un comunicado.

"Si no puede respirar, nada más importa", dijo Breitburg a The Associated Press. "Como los mares están perdiendo oxígeno, esas áreas ya no son habitables por muchos organismos".

Exitoso trasplante de coral podría ser la esperanza de la Gran Barrera de Coral

Pero la amenaza no es solo para la vida en los océanos, que representan aproximadamente la mitad del oxígeno en el planeta.

"Los principales eventos de extinción en la historia de la Tierra se han asociado con climas cálidos y océanos deficientes de oxígeno", advierte el estudio.

Las consecuencias para la vida marina pueden ser significativas incluso en áreas donde el oxígeno es simplemente bajo. Según los científicos, la vida marina puede verse afectada por el crecimiento y las respuestas inmunes pueden verse afectadas en esas áreas, lo que da como resultado tasas de supervivencia deficientes y una disminución de la diversidad saludable.

Los científicos recomiendan rescatar áreas carentes de oxígeno al abordar el cambio climático y la contaminación por nutrientes, centrándose en proteger la vida marina particularmente vulnerable con zonas de exclusión o no pesca, y aumentar y mejorar la vigilancia de las áreas donde el oxígeno está cayendo en picado.

Breitburg admite que enfrentar el calentamiento global puede parecer desalentador, pero dice que los esfuerzos locales enfocados en proteger áreas pueden ser efectivos. Ella señala cambios en la bahía de Chesapeake, donde la contaminación por nitrógeno cayó un 24% desde sus peores niveles luego de que comenzaron las protecciones y el tratamiento de aguas residuales ordenadas por la Ley de Aire Limpio. Las áreas de la bahía con cero zonas de oxígeno casi han desaparecido, según Breitburg.

Incluso con "ambiciosas reducciones de emisiones", sin embargo, los modelos numéricos proyectan "más disminuciones de oxígeno durante el siglo XXI", advierte el estudio.

Este texto se publicó originalmente en HuffPost.