INTERNACIONAL
06/01/2018 7:07 AM CST

'Dreamers' a cambio de muro y otros chantajes antiinmigratorios de Trump

Las demandas de Trump para ayudar a los 'dreamers' podrían condenar a la fatalidad, dice un líder demócrata.

Jose Luis Gonzalez / Reuters
Reunión de 'dreamers' con familiares durante la reunión binacional 'Keep Our Dream Alive' en una nueva sección del muro fronterizo en la frontera México-Estados Unidos en Sunland Park, EU, Frente a la ciudad mexicana de Ciudad Juárez, México, el 10 de diciembre de 2017. Imagen tomada desde el lado estadounidense de la frontera entre Estados Unidos y México.

WASHINGTON — El presidente Donald Trump envió el viernes a los senadores un largo paquete de demandas para ayudar a los dreamersjóvenes inmigrantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos siendo niños y podrían arriesgar un acuerdo de financiación del gobierno en el proceso.

El documento es esencialmente una lista de deseos de restricción inmigratoria. Requiere un muro fronterizo, más agentes de inmigración, castigos para las llamadas "ciudades santuario", restricciones a los ciudadanos y residentes legales que patrocinan visas para miembros de la familia, y políticas que facilitan la detención y la deportación de inmigrantes indocumentados. No se incluyeron cantidades en dólares en la lista de demandas, pero The Wall Street Journal informó más temprano el viernes que Trump está buscando casi 18 mil millones de dólares (mdd) para pagar un muro fronterizo.

Demócratas y activistas de los derechos de los inmigrantes han dicho que no aceptarán las demandas de la Casa Blanca en un trato para otorgarles estatus legal a los dreamers, cientos de miles de ellos están en riesgo de perder las protecciones de deportación porque Trump terminó la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia o el programa DACA.

La lista podría ser suficiente para desencadenar una revuelta democrática en un proyecto de ley gubernamental que debe aprobarse más adelante este mes, dijo en un comunicado el líder de la minoría del Senado, Dick Durbin (demócrata-Illinois.), cuya oficina compartió la lista de la Casa Blanca con los reporteros.

"El presidente Trump ha dicho que puede necesitar un buen cierre de gobierno para obtener su muro", dijo Durbin. "Con esta demanda, parece estar yendo en esa dirección. ... Es escandaloso que la Casa Blanca mine meses de esfuerzos bipartidistas intentando de nuevo poner toda su lista de deseos de proyectos de ley antiinmigrantes de línea dura, más un fondo adicional de 18 mil mdd en fondos para el muro, sobre las espaldas de estos jóvenes".

Lo que significa el fin del plan DACA para los 'dreamers' como yo

Trump puso fin a DACA en septiembre y dijo que el Congreso debería actuar para dar más protecciones permanentes a los destinatarios de los permisos de trabajo de dos años y apoyo para deportación. Los beneficiarios de DACA comenzarán a perder permisos en mayor número en marzo, aunque los activistas estiman que ya los están perdiendo a razón de 122 por día.

Aaron P. Bernstein vía Getty Images
Conferencia de Dick Durbin tras el anuncio de Trump sobre el fin del prgrama DACA en septiembre pasado. Durbin Es un líder que impulsa las protecciones para los jóvenes inmigrantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños.

En los meses desde que Trump terminó el programa, la Casa Blanca ha presentado largas listas de prioridades de inmigración, y Trump ha hecho amplios pronunciamientos en comentarios y tuits públicos, enfocados principalmente en construir un muro, terminar la lotería de visas de diversidad y eliminar los llamados "inmigración en cadena", término preferido por los restriccionistas de inmigración para las visas de reunificación familiar.

La lista de demandas se creó inicialmente en octubre, con Stephen Miller, asesor de políticas de Trump, que figura como el autor del documento, de acuerdo con las propiedades en el archivo PDF. Pero los senadores no obtuvieron una copia hasta el viernes.

La Casa Blanca no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre el documento.

Los demócratas han dicho que están dispuestos a darle a Trump algo de lo que quiere sobre seguridad fronteriza, como más infraestructura, tecnología y fondos, a cambio de un estatus legal para los dreamers. Pero ellos, y los propios dreamers, han argumentado que cualquier trato debe ser proporcional, no todo lo que los republicanos quieren a cambio de un estatus legal para un subconjunto de la población indocumentada. Durante los esfuerzos integrales de reforma inmigratoria en 2013, por ejemplo, los demócratas acordaron una revisión del sistema legal de inmigración, medidas de seguridad fronteriza y aplicación como parte de un paquete que también habría otorgado un camino hacia el estado legal y eventual ciudadanía para gran parte de la población inmigrante indocumentada.

Te explicamos qué es el DACA y por qué su suspensión podría afectar a miles de mexicanos

Demócratas, activistas e incluso algunos republicanos han advertido que la acumulación de más asuntos de inmigración tiene el potencial de hundir un acuerdo: eso es lo que ha sucedido durante los esfuerzos de reforma anteriores y podría hacerlo ahora.

El documento que la Casa Blanca envió a los senadores el viernes podría indicar que la administración cree que los demócratas pueden llegar a un acuerdo por su deseo de ayudar a los dreamers, o que realmente no quiere un acuerdo.

No soy una moneda de cambio para la vendetta de Stephen Miller contra las personas morenas y negras. Ofrecer mi seguridad a cambio del sufrimiento de las familias inmigrantes es enfermo y no lo defenderemos. Greisa Martínez Rosas, directora de defensoría de United We Dream

Las demandas incluyen poner fin a la lotería de visas de diversidad y limitar el ingreso de refugiados, así como permitir que los ciudadanos y residentes legales permanentes patrocinen solo a niños menores y cónyuges para tarjetas verdes, lo que excluye la posibilidad de traer niños o hermanos adultos. Trump ha menospreciado tanto la lotería de visas de diversidad como la "inmigración en cadena" como peligrosas citando dos incidentes terroristas presuntamente perpetrados por personas que ingresaron a través de esos programas, aunque no hay evidencia de que exista un mayor riesgo de terror por parte de los inmigrantes con esas visas.

La Casa Blanca también solicitó fondos para contratar a más de 10 mil agentes adicionales de Inmigración y Control de Aduanas y para otorgar a la policía local más autoridad para ayudar con los esfuerzos de deportación. Otra prioridad es penalizar más fácilmente a las "ciudades santuario", el término flexible para las jurisdicciones que no cooperan plenamente con la aplicación de la ley de inmigración, a menudo porque lo ven como algo malo para la policía comunitaria o debido a preocupaciones constitucionales.

Estos alcaldes de las ciudades santuario no le abrirán el paso a Trump tan fácil

La lista también incluye cambios en las políticas para las personas que solicitan asilo y para los menores no acompañados detenidos en la frontera, lo que restringe el socorro y facilita la deportación rápida. También exigiría E-Verify, un sistema que permite a los empleadores verificar el estatus inmigratorio de posibles empleados, algo que tanto los intereses comerciales como los defensores se oponen porque actualmente no hay un camino para que muchos inmigrantes indocumentados obtengan estatus y algunas industrias dicen que no pueden encontrar suficientes trabajadores legales dispuestos.

La Casa Blanca está organizando un grupo bipartidista para las discusiones de inmigración la próxima semana, y las discusiones separadas entre un grupo de senadores republicanos y demócratas continúan. Todavía no está claro si los demócratas insistirán en que un acuerdo de dreamers sea parte de un paquete de financiamiento del gobierno. Durbin y otros miembros del partido votaron en contra de un proyecto de ley a corto plazo en diciembre por el tema y probablemente volverían a hacerlo, pero otros demócratas podrían votar con los republicanos por temor a ser culpados por un cierre de gobierno.

BLOG: Todos los neoyorquinos, en especial los mexicanos, son de aquí y de allá

Activistas por los derechos de los inmigrantes dijeron el viernes que confían en que los líderes demócratas se comprometan a aprobar un proyecto dreamer y que no aceptarían un acuerdo que otorgue estatus legal a los jóvenes mientras lastima al resto de la población indocumentada.

"No soy una moneda de cambio para la vendetta de Stephen Miller contra las personas morenas y negras", dijo Greisa Martínez Rosas, una receptora de DACA y directora de defensa de United We Dream, en un comunicado. "Ofrecer mi seguridad a cambio del sufrimiento de las familias inmigrantes es enfermo y no lo apoyaremos. Trump dijo que quiere llegar a una solución, pero esta es una táctica de personas que quieren hacer explotar el progreso, no de personas que toman en serio la resolución de problemas".

Este texto se publicó originalmente en HuffPost.