UN MUNDO MEJOR
05/01/2018 5:04 AM CST | Actualizado 05/01/2018 8:33 AM CST

Hechos que tienes que saber sobre los derechos reproductivos de la mujer

Un pendiente más del 2018

Getty Images

La educación sexual es uno de los muchos pendientes de las políticas públicas en México, así como los derechos reproductivos de la mujer, pues el crecimiento demográfico y la salud de millones de mexicanas dependen de ello.

El acceso a la salud sexual y reproductiva es un derecho, por tanto, el Estado tiene la obligación de proveer el acceso a todos los métodos anticonceptivos, a la maternidad segura y sin riesgos, a la interrupción legal del embarazo (en aquellas demarcaciones donde esta práctica haya sido despenalizada), y procurar la prevención y atención a enfermedades de transmisión sexual como el VIH, entre otras.

Sin embargo, los escenarios que enfrentan las mexicanas infringe los lineamientos más básicos de asistencia gubernamental y distintas organizaciones han documentado los atropellos.

  • El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) citó un trabajo de José Luis Gutiérrez Román en el que se expuso que en los centros de reclusión de entidades como Guanajuato, Guerrero, Puebla y Querétaro, 17% de las mujeres reportó haberse sometido a métodos anticonceptivos por obligación y no por su propia voluntad.
  • Según la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica 2014, 3.2 millones de mujeres en México han tenido más hijos de los que querían. 26.5% de ellas lo hizo por no saber sobre anticonceptivos o porque su pareja quería.
  • De acuerdo con el Instituto Mexicano de la Juventud (IMJUVE), la última Encuesta Nacional de Violencia en las Relaciones de Noviazgo (ENVINOV) mostró que el 16.5% de las jóvenes han sufrido -por lo menos un evento de violencia sexual- por parte de su pareja.
  • El Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir (ILSB) aseveró que las mujeres indígenas y en medios rurales tienen menos acceso a la anticoncepción, sólo el 58% de las mujeres indígenas y el 64% de las mujeres en medios rurales utilizan algún método anticonceptivo.
  • Sólo en Ciudad de México es posible que las mujeres accedan a un aborto legal y gratuito antes de las 12 semanas de gestación, en el resto del país la interrupción del embarazo es un delito penado con cárcel (a menos que sea producto de una violación, que la salud de la madre esté comprometida o el desarrollo del feto es inviable).
  • El aborto inseguro es la cuarta causa de muerte materna. Se calcula que entre 1990 y 2013 fallecieron 29 mil 822 personas por este motivo.

¿Qué se puede hacer al respecto?

Existen muchos desafíos para combatir la discriminación y las desigualdades que enfrentan las mujeres mexicanas. Impulsar un cambio cultural que favorezca el respeto general hacia las mujeres y sus derechos es imperioso. El derecho a una vida libre de violencia y a la no discriminación no es negociable.

De acuerdo con Conapred, es fundamental promover el derecho a la igualdad y no discriminación en el mundo laboral. Además, el Estado debe impulsar la creación de incentivos sobre igualdad de prestaciones entre trabajadoras y trabajadores, especialmente en cuanto a las licencias por maternidad/paternidad y el acceso a guarderías.

Particularmente, es necesario revisar la Ley del Seguro Social en lo que se refiere a los criterios que definen la protección de las madres trabajadoras y de los servicios de estancias infantiles. Asimismo, se debe generar estrategias que permitan eliminar y sancionar cualquier forma de discriminación a las mujeres en el empleo, ya sea por embarazo, parto, hostigamiento o acoso sexual y laboral, entre otras. Por último, es urgente fomentar la implementación de políticas públicas que garanticen la seguridad de las mujeres tanto en los espacios públicos como privados.