ESTILO DE VIDA
28/12/2017 6:30 AM CST

Qué puedes (y debes) hacer para que las fiestas decembrinas no te dejen exhausto

Entre tanta actividad, parece que no hay tiempo suficiente para dormir.

Getty Images/iStockphoto
Young girl is lying in the sofa. She covered her face with her hands. She feels depressed and tired.

Los resfriados de la temporada, la dieta de vino caliente y empanadas, los compromisos sociales que impiden dormir ocho horas seguidas desde noviembre, todo esto provoca una tormenta en tu cuerpo que hace que éste se apague.

Y por supuesto el sistema inmune piensa que los días que descansamos del trabajo son una invitación para descansar también.

Getty Images/iStockphoto

"Para muchas personas, la emoción de Navidad y la oportunidad para recargar las baterías nunca se dan a causa del estrés, la enfermedad y el agotamiento", dice Mary Jane Gunn, directora de apoyo de la institución de caridad para el bienestar, CABA.

Pero nadie quiere que las navidades se arruinen a causa de la salud física o mental, así es que es importante encontrar formas de evitar llegar al punto de agotamiento.

Conserva algo de tu rutina

Sabemos que la Navidad es un gran momento del año en el que tienes la oportunidad de hacer cosas que normalmente no haces, pero es necesario conservar algo de normalidad en medio de esta locura social.

Chloe Botheridge, experta en ansiedad de Calmer You, dice: "Date un momento para hacer las cosas simples que sabemos que son importantes pero que con frecuencia olvidamos. Ya sea que salgas a correr un ratito, o medites 10 minutos con tu app, o te tomes tu taza de té en la cama, el simple hecho de hacerlo te ayudará a conservar el equilibrio".

No temas decir que no

Para lograr mantener una rutina probablemente sea necesario rechazar algunos compromisos. Así es que en lugar de salir por quinta noche consecutiva, mejor ve a casa y administra tu vida o ve al gym.

Cal Strode, de la Mental Health Foundation, dice: "Mantén un equilibrio entre tus compromisos sociales y tu cuidado personal y pregúntate si hay cosas que vas a tener que perderte esta Navidad. Se vale decir que no. Cuando te das permiso de decir que no y lo aplicas, te estás cuidando y ayudándote a no abandonarte a ti mismo".

Esto quiere decir que hay que decir que no a hacer cosas que en realidad no quieres hacer pero que haces a causa del compromiso social. "El hecho de que hayas hecho algo siempre, no quiere decir que tengas que seguir haciéndolo si no es bueno para tu salud mental", dice.

No descuides el sueño

Getty Images

Otra buena razón para decir que no y mantener la rutina es que así podrás dormir mucho. La falta de sueño es una espiral hacia el agotamiento si no tienes cuidado.

Gunn dice: "el alcohol y la cafeína (de los que abusamos durante la Navidad) son estimulantes que pueden afectar la calidad de sueño y nos mantiene despiertos durante la noche después de consumirlos. Sin importar lo que pase, algo tan importante y sencillo como una buena noche de sueño nos puede ayudar a sentirnos mejor".

No hagas a un lado las frutas y los vegetales

Sí, el cerdo al horno es más rico que las zanahorias, pero tiene tanta grasa saturada y azúcar que tu cuerpo no siempre puede tolerar, ni agradecer. Así es que en lugar de pasar la Navidad en un coma alimenticio de arrepentimiento, dale variedad a tu dieta.

La experta en nutrición, Charlotte Stirling Reed dice: "La Navidad siempre va a ser temporada de mucha comida. Pero enfócate en todos los alimentos deliciosos que están disponibles, y no sólo en los dulces y pasteles. Las nueces, las mandarinas, los arándanos y muchos vegetales también están en su punto durante la temporada navideña".

Y además, será más fácil "regresar al redil" en enero.

taniche via Getty Images

Bebe con moderación

El daño que el tomar en Navidad le hace a tu cuerpo, aunque sea durante poco tiempo, es algo que no quieres leer. Y aunque estés tratando de cubrir tus raciones de vegetales, recuerda que el vino caliente no es una fruta.

Helena, de la British Nutrition Foundation dice: "Si vas a tomar, trata de hacerlo en copas más pequeñas. Cambia las pintas por las medias pintas y limita las bebidas espirituosas, y alterna las bebidas alcohólicas con vasos de agua o bebidas sin azúcar".

"Si bebes demasiado toma mucha agua antes de ir a la cama y deja un vaso junto a tu cama para ayudar a tu rehidratación y a reducir algunos de los efectos de la cruda".

Toma aire fresco

Para muchas personas, las caminatas en Navidad y en el Boxing Day (festividad en Reino Unido durante la que se entregan donaciones y regalos a los pobres) son una tradición familiar, y si no lo acostumbras, piensa al menos en realizar una pequeña caminata. Tomar aire fresco y estirar las piernas en increíblemente valioso para limpiar la mente y sus telarañas.

Gunn dice: "Todos sabemos que hace frío y que caminar se antoja menos que un vaso de prosecco, pero 30 minutos de ejercicio cinco veces a la semana durante el período navideño te ayudará a controlar el estrés o la forma en que te afecta".