ENTRETENIMIENTO
27/12/2017 9:03 AM CST | Actualizado 27/12/2017 9:36 AM CST

Marlene Dietrich, la diva andrógina que escandalizó el séptimo arte

Considerada una de las mayores estrellas fílmicas de la historia, la actriz trabajó duro para convertirse en un gran mito.

Bettmann Archive

Es conocida por protagonizar la primera película sonora alemana, por su rivalidad con Greta Garbo, por sus piernas perfectas (aseguradas por un millón de dólares), por su voz baja y sensual, por sus trajes con esmoquin, sus sombreros y trajes, por ser la primera actriz alemana en ser nominada al Oscar y por haber trascendido como diva.

Marlene Dietrich fue bautizada como Marie Magdalene, pero ella decidió fusionar su nombre para quedar como es conocida universalmente.

Marlene nació el 27 de diciembre de 1901 en Schöneberg, Berlín, Alemania a las 21:15 horas. Fue hija del teniente Louis Erich Otto Dietrich y de Wilhelmine Elisabeth Josephine Felsing. Su padre murió antes de que ella cumpliera 10 años y su madre volvió a casarse con el coronel Eduard von Losch, amigo de su padre.

Eugene Robert Richee via Getty Images

Desde muy pequeña se interesó por el mundo del espectáculo, comenzó tocando el violín en su infancia; sin embargo, durante su juventud trabajó como corista en un cabaret y en espectáculos de revista. Fue a los 22 años cuando apareció por primera vez en el cine, y un año después conoció a Rudolf Sieber, con quien se casó y tuvo a su única hija Maria Elisabeth.

Alcanzó la fama con Der Blaue Engel, cinta dirigida por Josef von Sternberg y estrenada el 1 de abril de 1930, tres años después del primer filme del cine sonoro The Jazz Singer. En esta película, Dietrich interpretó a Lola Lola, una 'comehombres', precursora de la femme fatale, reconocida entre los espectadores por exhibir sus muslos con unas sensuales medias de seda, en un contexto social en exceso decoroso.

Sobre su participación en esta cinta, Marlene dijo: "Pensé que todo lo que hacíamos era horrible. Mantenían la cámara apuntada aquí [en mi ingle]. Era tan joven y tonta".

Getty Images

Dietrich y von Sternberg filmarían juntos siete películas: Morocco (1930), Dishonored (1931), Shanghai Express (1932), Blonde Venus (1932), The Scarlet Empress (1934) y The Devil Is a Woman (1935). Fue precisamente con Morocco que llegó a Hollywood, donde trabajó con la Paramount.

Durante su trayectoria trabajó con Alfred Hitchcock (Stage Fright, 1950), Fritz Lang (Rancho Notorious, 1952) y Orson Welles (Touch of Evil, 1958).

Marlene siempre se declaró en contra del nazismo. Aunque fue llamada a trabajar en Alemania como estrella del III Reich, ella rechazó la invitación, incluso grabó discos antinazis en alemán y participó como entretenimiento para las tropas de Estados Unidos en el frente.

ullstein bild Dtl. via Getty Images

Cuando llegó la década de 1950, su participación en el cine fue cada vez menos y comenzó a trabajar como actriz de cabaret. Cantó en Las Vegas, en París, en Brasil, Japón, Sudáfrica, Rusia y España, donde interpretó temas como La vie en rose de Edith Piaf, Ne me quitte pas de Jacques Brel, Marie, Marie de Gilbert Bécaud, Moon River, Blowin' in the Wind de Bob Dylan y Light My Fire de The Doors.

Dietrich murió en París el 6 de mayo de 1992. Tenía 90 años.