UN MUNDO MEJOR
27/12/2017 1:44 PM CST | Actualizado 27/12/2017 2:02 PM CST

10 maneras de llamarle a la menstruación en México

Cuando llegó nos dijeron que por fin éramos mujercitas, después nos enteramos de que el sangrado menstrual era más que un símbolo de nuestra fertilidad.

Getty Images/iStockphoto

Buscar la imagen que ilustraría este artículo fue la gota que derramó el vaso.

Enlistar las diferentes maneras en que las mujeres nos referimos a la menstruación era uno de los objetivos de este texto; sin embargo, al escribir la palabra "menstruation" en el buscador y encontrar fotos que, por un lado, encarnaban un dolor inaguantable y, por el otro, representaban de la manera más cursi posible el desprendimiento de la pared del útero, evidenciaron la urgencia de hablar sobre la interpretación de la menstruación en pleno siglo XXI.

Agencias

No hay duda de que la menstruación duele. A unas más que a otras, lo que es preocupante es que siga siendo vista por el grueso de la sociedad no sólo como una maldición sino como algo insufrible.

La forma en la que entendemos la menstruación es una construcción social. "La sangre menstrual es mala" han repetido desde tiempos inmemoriales. "Las mujeres que menstrúan son impuras", han escrito en distintas épocas de la Historia hasta el cansancio. "Cuando la mujer tuviere flujo de sangre, y su flujo fuere en su cuerpo, siete días estará apartada; y cualquiera que la tocare será inmundo hasta la noche", dice el Levítico.

Quizá por eso en tiempos antiguos era común que las mujeres equipararan su menstruación con la enfermedad: "Estoy mala", decían cuando tenían la regla.

Tengo la 'enfermedad' de las mujeres", dijo Gioconda Belli en su poema Menstruación, donde habla de sus hormonas alborotadas y de que se siente "objeto de leyes naturales fuera de control".

En los últimos años se ha empezado a trabajar en un proceso de empoderamiento de la menstruación para acabar con sus connotaciones negativas.

Y esto ya se evidencia en redes sociales.

Como debería de ser:

Como la ven los otros:

Como es:

Sin más, estas son algunas de las formas en las que las mujeres llaman a la menstruación:

1. Tengo la regla.

2. Tengo el periodo.

3. Tengo mi periodo menstrual.

4. Estoy sangrando.

5. Estoy en mis días.

6. Estoy en mi luna.

7. Ya me bajó.

8. Llegó Andrés.

9. Llegó mi amiga Inés.

10. Ya llegó marea roja.

BONUS: Pfft, no estoy embarazada (#Broma).

Nuestra compañera de viaje merece ser apapachada y dejar de ser maltratada con conceptos que la relacionen con el dolor, la inestabilidad, o la catástrofe.