UN MUNDO MEJOR
26/12/2017 2:56 PM CST | Actualizado 26/12/2017 2:59 PM CST

¿Ya conoces la Peluquería Ibarra en la colonia Roma?

La barbería de Don Manuel, "la más antigua de la Colonia Roma", te necesita.

Facebook

Todo comenzó con un post publicado en Facebook el 13 de diciembre pasado. La publicación explicaba que Don Manuel, "dueño de la barbería más antigua de la colonia Roma", estaba por perderla porque el dueño del edificio donde se encontraba su local le quería subir la renta de $5,8OO a $1O,OOO.

Don Manuel tiene más de 7O años atendiendo la Peluquería Ibarra, ubicada en San Luis Potosí 121B esq. Jalapa, en la que su papá trabajó hasta los 94 años.

Mi papá estuvo aquí 60 años, y hace 21 falleció y ya desde esa época ya me quedé yo solo.Don Manuel para Excélsior.

Aquella barbería está por cumplir su centenario de nacimiento.

"Hace más de 81 años que la peluquería Ibarra, corta el cabello a vecinos de la colonia que conocieron a su papá y que disfrutan de vivir la experiencia de una auténtica barbería", decía el post publicado por Aída Mulato Salinas, quien inició la campaña en Facebook.

Sin embargo, agregó, "el terrible proceso de gentrificación" podría cerrar este lugar.

Y no, si apenas alcanzo a pagar los 5, los 10 yo creo que ya no...Don Manuel para Excélsior.

Ella se encargó de poner en marcha una cruzada no sólo para denunciar el aumento de la renta y hacer público el litigio de más de seis meses sino para atraer clientes.

Después de aquel primer post, Aída Mulato se propuso ayudar a Don Manuel en la reinauguración de la barbería más antigua de la colonia Roma.

En principio se dedicó a "enchular" la peluquería: recibió donación de pintura y convocó gente para la remodelación y rotulación. Después convenció a Don Manuel de cambiar el precio del corte de pelo de $7O a $1OO, costo que había mantenido durante más de cinco años.

El día de la reinauguración de la barbería también se celebró el cumpleaños 77 de Don Manuel.

Ese 20 de diciembre, entre espuma, navajas y toallas calientes, Don Manuel atendió clientes de las 12 pm a las 11 pm. Asistieron vecinos, clientes nuevos y clientes viejos "que esperaron hasta tres horas" a ser atendidos.

Finalmente, Aída invitó a todos su seguidores a hacer de la visita a la Peluquería Ibarra "una tradición y no sólo una moda pasajera".

Con información de Excélsior.