MÉXICO

Comunidad nahua busca frenar desde Canadá catástrofe ecológica en Puebla

Empresa canadiense pretende instalar una mina a cielo abierto para extraer oro y plata, lo cual ocasionaría daños irreversibles al ecosistema de diversas comunidades.

06/12/2017 5:06 AM CST | Actualizado 06/12/2017 8:47 PM CST
Especial.

Ignacia Serrano, Alejandro Marreros, Francisca Zamora e Ignacio Carmona son cuatro habitantes del municipio de Ixtacamaxtitlán, Puebla, donde la empresa canadiense Almaden Minerals pretende instalar una mina a cielo abierto para extraer oro y plata, lo cual implicaría daños irreversibles al medio ambiente, a la salud y violaría los derechos humanos de sus habitantes.

La minería a cielo abierto es una actividad industrial que consiste en la remoción de grandes cantidades de suelo y subsuelo, que es posteriormente procesado para extraer el mineral.

Por ello, viajarán a Canadá desde hoy y hasta el 12 de diciembre, junto a las organizaciones PODER, Unión de Ejidos y Comunidades en Defensa de la Tierra, el Agua y la Vida, Atcolhua, CESDER e IMDEC, con el propósito de visibilizar la violación a sus derechos humanos al agua potable, la salud y a un medio ambiente sano.

Cortesía.

El proyecto minero Ixtaca, como lo denomina la empresa, se ubica en la cabecera de la cuenca del río Apulco, a unos cuantos metros de la población de Santa María, en el citado municipio, y afectaría las tierras de cultivo de la población de Loma Larga.

Los afectados: el municipio de Ixtacamaxtitlán, en Puebla, cuenta con al menos 25 mil 326 pobladores que viven en 126 localidades con menos de 2 mil 500 habitantes y poco más de 60 localidades con menos de 100 habitantes, según el censo de 2010 realizado por INEGI.

Almaden Minerals tiene la concesión para empezar a explorar desde 2011, pero para la explotación necesita los informes de impacto ambiental. La concesión les fue otorgada por 50 años y, teóricamente, comenzarían a explotar en 2015, pero debido a la movilización de la comunidad para que les sea retirada la concesión, los planes van con retraso.

La empresa Almaden Minerals es dueña de 72% de las concesiones mineras en la región de la Sierra Norte de Puebla.

"Ahorita lo que ha pasado es la fase de exploración, pero están los impactos que provoca en sí misma la minería a cielo abierto, con lo cual se quita de un tajo todo el monte, se usan muchísimas sustancias químicas y se requiere mucha agua para poder estará lavando los metales que se extraen", explica Eugenia López, directora de Vinculación Estratégica de PODER, al HuffPost.

Cortesía.

En Canadá, los afectados mantendrán encuentros con tomadores de decisiones, inversionistas y aliados de otros movimientos sociales, a quienes les presentarán los resultados de una Evaluación de Impacto en Derechos Humanos (EIDH) que las comunidades de la región realizaron junto con científicos y especialistas en medio ambiente e investigación empresarial.

"Hay una obligación de las empresas por una debida diligencia de los derechos humanos y queremos ir a visitar a inversionistas allá y al propio gobierno canadiense para llamarles la atención sobre lo que está pasando acá con una empresa de su país y apelar a la prevención para evitar abusos más graves en la mina de Ixtacamaxtitlán", abunda López.

También se establece que hubo violación al Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), pues al tratarse de pueblos originarios debieron ser consultados sobre el proyecto.

El Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes establece el deber de consultar las medidas legislativas y administrativas susceptibles de afectar directamente a los pueblos originarios, estableciendo procedimientos apropiados de consulta a los pueblos interesados, de buena fe y con la finalidad de llegar a un acuerdo o lograr el consentimiento acerca de las medidas propuestas.

"Esa fue una de las cosas que se pidió y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) le solicitó a la empresa que hiciera la consulta previa que no había hecho y esta se amparó argumentando que no había suficiente población indígena", apunta la representante de PODER, organización que ha acompañado el caso desde hace 3 años.

Almaden Minerals además ha afirmado que se trata de un sitio "vacío", con uso de suelo "nulo", cuando se trata de un municipio con 20 mil habitantes que realizan actividades productivas.

El hoyo de la mina quedaría a 6 kilómetros de la comunidad más cercana. Fuente: EIDH.

Paralelamente a la visita, se interpuso hace un mes un juicio de nulidad, sin que hasta ahora se tenga avance.

Confiamos en que las autoridades vean que realmente hay una oportunidad de prevenir y que con esta movilización comunitaria reconsideren la concesión que se ha dado. Es una oportunidad de que se mejoren las políticas en México, no puede ser que se den las concesiones, aunque las empresas no se están comprometiendo ni cumpliendo con las responsabilidades que tienen éticamente, moralmente y normativamente. Eugenia López.

Cortesía.

LOS HALLAZGOS DE LA EVALUACIÓN DE RIESGOS

Las comunidades de la región realizaron junto con científicos y especialistas una Evaluación de Impacto en Derechos Humanos (EIDH), la cual concluye que los derechos humanos al agua potable, la salud y a un medio ambiente sano en la zona están parcialmente garantizados, pero que la operación de la mina a cielo abierto que planea Almaden Minerals implicará daños irreversibles para el disfrute de estos derechos, así como para todo el ecosistema.

Con los resultados preliminares de la investigación se consulta a la empresa, a las diferentes dependencias involucradas, a la embajada canadiense para que haya oportunidad de que todos puedan opinar y mejorar el análisis. Eso es lo que vamos a ir a hacer a Canadá, después de hacer toda la investigación se han identificado que hay afectaciones graves a los derechos humanos sobre todo al agua, al medio ambiente y a la salud. PODER.

El análisis también identificó que la mina no ha respetado a cabalidad la ley mexicana ni tampoco ha sido clara con sus inversionistas.

El proyecta viola la normatividad ambiental al realizar 236 barrenos más de los autorizados, con mayor densidad y profundidad que la permitida por la norma, y fuera del tiempo autorizados por Semarnat para la exploración.

"Se hacen unos hoyos que se llaman barrenos para explorar qué minerales hay y no coincide el número de barrenos que hay con lo que reporta al gobierno de México y a los inversionistas, eso se resolvería si la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente de México (Profepa) hace una visita, pero no ha respondido; también lo pedimos a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y tampoco ha respondido", explica López.

La Dirección de Minas ha señalado que ellos no tienen la competencia de vigilar que la empresa se comporte adecuadamente una vez que dieron la concesión, argumentando que la responsabilidad es de la Profepa, la cual sí podría hacer las visitas de campo para considerar cuáles son las afectaciones.

Cortesía.
Fuente: EIDH.

Asimismo, se detectó que se ha dado información falsa a los inversionistas, pues la empresa ha dicho que solamente usará agua de lluvia, aunque las autoridades han dicho que ninguna de las mil 250 operaciones mineras en el país funciona sólo con agua de este tipo, además de que en la región no hay suficiente.

La representante de PODER apunta que Almaden está haciendo mediciones para las tomas de agua, para lo cual no tiene permiso, además de que ha manifestado que hay suficiente agua en la región, cuando la que hay disponible es la que se recolecta de la lluvia.

También ha habido omisión para informar a los inversionistas sobre los riesgos económicos que implica el proyecto, luego que diversos grupos han manifestado su oposición y que los habitantes ya han presentado quejas ante la CNDH sobre violaciones de derechos humanos y ante la Profepa sobre daños ambientales.

Cortesía.
Fuente: PEA DE ALMADEN MINERALS.

Hay también denuncia de irregularidades en los estudios de impacto ambiental, por lo cual se han realizado solicitudes de acceso a la información para poder comparar lo que dicen los informes con lo que está sucediendo.

Buscamos contribuir a que haya metodologías más claras de cómo podemos evitar situaciones antes de que sea una catástrofe ecológica."PODER.

Hasta ahora, la comunidad ha buscado al gobierno poblano, a la Semarnat, a la Conagua, a la Comisión de Derechos Humanos, "hemos tocado todas las puertas y nada", manifiesta López.

La comunidad al final queda totalmente a expensas de una concesión que ya se dio por 50 años, con las dependencias diciendo que no pueden hacer nada o que no tienen los recursos para ir a hacer la visita, con una empresa que ni siquiera ha contestado, la hemos buscado todo este tiempo y ni siquiera se da por aludida. Por esto la misión a Canadá, para llamar la atención."PODER.

LLEGAN AL PARLAMENTO MIENTRAS SE DISCUTE SOBRE EL OMBUDSPERSON

La visita de los inconformes con Almaden Minerals a Canadá coincide con una discusión que hay en aquel país sobre la necesidad de contar con un ombudsperson que vigile el respeto a los derechos humanos dentro de las industrias extractivas.

En julio de este año expertos de Naciones Unidas en derechos humanos y empresas manifestaron su beneplácito por la propuesta de contar con esta figura en Canadá.

Canadá es el país de origen de más de la mitad de las compañías mineras del mundo; muchas envueltas en incidentes de violencia en América Latina. Un informe del Proyecto Justicia y Responsabilidad Corporativa encontró que entre 2000 y 2015 murieron 44 personas a raíz de estos incidentes y 403 resultaron heridas, además de que hubo 709 casos de criminalización, incluyendo órdenes de arresto, detenciones y presentaciones de cargos relacionados con conflictos mineros.

Los inconformes darán este día una conferencia de prensa en el parlamento canadiense en Ottawa, a las 11:30 horas tiempo de México, y más tarde se reunirá con representantes de los Comités de Comercio Internacional y Derechos Humanos del Parlamento.

Hacia el final de su visita, planean manifestarse frente a las oficinas centrales de Aladem Minerals, en Vancouver, junto con aliados de organizaciones civiles de esa ciudad.

Además de sostener reuniones con representantes de movimientos sociales como sindicalistas, comunidades nativas de Canadá y otras organizaciones civiles.

Aquí puedes consultar o descargar el informe completo que será entregado en el Parlamento canadiense:

InformeMineríaCanadiense-2017_SNP by InformesParaCompartir on Scribd