ENTRETENIMIENTO

'Bruno Bichir takes the States' con su nueva serie

“Absentia” está disponible en la plataforma de Sony, Crackle.

06/12/2017 10:23 PM CST | Actualizado 06/12/2017 10:26 PM CST
Gustavo Caballero via Getty Images

Los hermanos Bichir son un referente en todo México, tanto que Demián, Bruno y Odiseo son una institución desde hace años en el país. Por ello no es de asombrarse que el trío se abra puertas en el extranjero. Un caso bien sabido es el de Demián, que hasta fue nominado a un premio Oscar en 2012 como Mejor actor por A Better Life. Ahora, es Bruno quien busca conquistar a Hollywood y al mundo con la serie Absentia, la cual se transmite en la plataforma Crackle.

La serie narra la historia de una mujer que desaparece y todos la dan por muerta. Su esposo, después de años, se da por vencido y rehace su vida. Pero, ¡oh, sorpresa! Ella reaparece y ahora muchos se preguntan qué pasó y si ella tuvo algo que ver con su desaparición.

Bichir le da vida a un psicólogo de la FBI, hecho que celebra el actor, pues su personaje sale de todos los estereotipos latinos marcados por Hollywood.

"No es la primera vez que la cadena se rompe, pero sí es un gusto que cada vez las producciones se fijen en nosotros para hacer personajes diferentes y que no solo sean el jardinero, el migrante ladrón o el narcotraficante, los tiempos han cambiado", nos dijo Bichir en entrevista telefónica."Es una historia de suspenso, donde yo soy un psicólogo de nombre 'Daniel Vega' y voy en toda la historia, lo cual agradezco", añadió.

NOTIMEX

Pese a que la serie se puede ver en todo el mundo, Bruno no pretende ganar "solo" Hollywood, su propósito es darse a conocer y realizar proyectos que lo reten como actor.

Sobre esta línea, el mexicano agradece la existencia de Crackle y otras plataformas, pues estas empresas no buscan nacionalidades ni acentos, solo talento.

"Es un personaje bien justificado dentro de la historia, que no tenía una nacionalidad determinada, gracias a que ahora los proyectos son multiculturales", recalcó.

La serie se grabó en Bulgaria en temperaturas tan bajas, que ni el mismo actor había experimentado en su vida. A pesar de las inconveniencias del clima, Bichir disfrutó mucho grabar la primera temporada y, espera, haya una segunda parte.