INTERNACIONAL

Lo que sucede con los rohingya tiene elementos de genocidio, advierte la ONU

El alto comisionado de Naciones Unidas denunció la actuación de las fuerzas de seguridad birmanas contra esta minoría.

05/12/2017 6:54 AM CST | Actualizado 05/12/2017 6:54 AM CST
Ed jones/AFPGetty Images

La represión sistemática y generalizada que ha empleado el ejército y la policía de Myanmar contra la minoría musulmana rohingya tiene todas las características de un genocidio, denunció el martes el alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein.

Durante una sesión especial del Consejo de Derechos Humanos de la ONU para analizar la situación de los rohingya, Al Hussein dijo: "Teniendo en cuenta la sistemática discriminación, las políticas de segregación y los patrones de violaciones y abusos (...), dado todo esto, ¿puede alguien descartar que los elementos del genocidio están presentes?".

Para el alto comisionado, hay indicaciones creíbles de que esta campaña de violencia contra las rohingya se ha llevado a cabo precisamente porque eran rohingya, con esa base étnica y religiosa. Además, criticó que las autoridades no han hecho nada para evitarlo.

Desde mediados de agosto, más de 620,000 personas se han visto obligadas a huir de Myanmar hacia el vecino Bangladesh debido a la represión del Ejército y la Policía birmana contra ellos a raíz del ataque que cometió el Ejército de Salvación Rohingya de Arakan (ARSA) a puestos de las fuerzas de seguridad birmanas.

Indranil Mukherjee/AFP
Un refugiado de Rohingya reacciona mientras sostiene a su hijo muerto después de cruzar el río Naf, de Myanmar hacia Bangladesh, el 9 de octubre de 2017.

Pese a que el pasado 23 de noviembre los gobiernos de Myanmar y Bangladesh firmaron un acuerdo para la repatriación de 622,000 refugiados rohingya que han escapado de la violencia, el alto comisionado cree que no existen las condiciones para su regreso.

"Ninguno de los 626,000 rohingya que han huido de la violencia desde agosto debería ser repatriado a Myanmar a menos que haya un monitoreo robusto sobre el terreno", dijo Al Hussein según información de la agencia Reuters.

Para Al Hussein, la represión de los últimos meses ha sido brutal, pero solo es un ejemplo más de la discriminación a la que la comunidad ha sido sometida durante décadas.

"Los rohingyas han sufrido una progresiva intensificación de la discriminación durante los últimos 55 años", dijo Zeid Ra'ad Al Hussein y recordó que los miembros de esta comunidad "no tienen documentos de identidad, no pueden votar, no pueden crear partidos políticos, no pueden acceder a la universidad y, mucho más grave, no tienen acceso a tratamiento médico, por lo que el porcentaje de mortalidad materna e infantil es altísimo".

Con información de Efe.