ENTRETENIMIENTO

El Met se niega a quitar un cuadro que, según una petición, 'sexualiza' a una niña

"El arte a veces puede ofrecer un vistazo a realidades difíciles y, como tal, merece una defensa vigorosa".

05/12/2017 4:35 PM CST | Actualizado 05/12/2017 5:27 PM CST

El Museo Metropolitano de Arte de Nueva York (más conocido como Met) no retirará el cuadro de Thérèse soñando, tal y como pedía una iniciativa lanzada por la empresaria Mia Merrill, quien considera inapropiada la obra por retratar a una joven en una "pose sexualmente sugerente".

La pintura, realizada en 1938 por el artista francés Balthus, muestra a una chica de unos 12 o 13 años sentada en lo que parece un dormitorio, con los ojos cerrados y las manos en la cabeza. La chica tiene flexionada una pierna y el pie apoyado en una silla. Por la postura, tiene la falda levantada y se le ve la ropa interior.

"Thérèse soñando es un retrato evocador de una chica prepuberal relajada en una silla con las piernas levantadas y la ropa interior a la vista", escribe Mia Merrill en la petición publicada en la web Care2 el pasado jueves. "Resulta inquietante que el Met muestre con tanto orgullo esta imagen".

Teniendo en cuenta "el clima actual en torno al abuso sexual y las acusaciones que van saliendo a la luz cada día, al presentar esta obra a las masas, el Met está haciendo romántica la idea del voyerismo y la cosificación de los niños", prosigue Merrill. La petición lleva 8.700 firmas en el momento de la publicación de este artículo.

El portavoz del museo Kenneth Weine ha asegurado que el Met no retirará la obra y ha comentado al New York Post que "momentos como este ofrecen una oportunidad para la conversación".

Weine señala que la "misión [del Met] es recopilar, estudiar, conservar y mostrar obras de arte que han sido significativas de cualquier época y cultura, con el fin de conectar a la gente con la creatividad, el conocimiento y las ideas".

La Coalición Nacional contra la Censura (NCAC) ha emitido este lunes un comunicado en el que apoya la decisión del museo.

"Casos recientes de censura, como las amenazas de violencia que obligaron al Museo Guggenheim de Nueva York a retirar varias exposiciones, revelan una tendencia preocupante que trata de reprimir el arte que aborda temas difíciles", recoge el comunicado de la NCAC. "El arte a veces puede ofrecer un vistazo a realidades difíciles y, como tal, merece una defensa vigorosa".

Más de 7500 neoyorquinos han pedido que el Met retire esta pintura. El motivo que dan es el "actual clima en torno al abuso sexual".

La sociedad se ha vuelto loca. Es una de las cosas más estúpidas que he oído en mi vida. Soy una gran fan de su arte.

Merrill afirma en su petición que Balthus tenía una "clara obsesión por las chicas púberes" y ha descrito su obra como "pedófila". La pintura muestra a Thérèse Blanchard, una vecina de Balthus en París.

En una actualización de su petición, Merrill matiza que, para ella, sería un éxito lograr que el Met incluya un mensaje junto a la pintura que diga: "Algunos espectadores consideran esta pieza ofensiva o perturbadora, dada la obsesión artística de Balthus con las chicas jóvenes".

No es la primera vez que alguien se ha visto incomodado por las pinturas de este artista. Una crítica de The Guardian de una exposición de las obras de Balthus en 2013 en el Met, que incluía a Thérèse soñando, señalaba que el artista tenía "una fijación inusual por las chicas en plena pubertad" y que las pinturas tenían un "trasfondo inquietante" por las "imágenes eróticas de niños". Ese año, en la entrada de la exposición había un cartel que advertía que "algunas de las pinturas de esta exposición pueden ser perturbadoras para algunos visitantes".

Este artículo fue publicado originalmente en The HuffPost' y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano, de El HuffPost