INTERNACIONAL

Asesinan al expresidente yemení, Ali Abdullah Saleh

Los rebeldes hutíes, antiguos aliados de Saleh, son los responsables del asesinato.

04/12/2017 1:15 PM CST | Actualizado 04/12/2017 1:18 PM CST
Mohammed Huwais/AFP/Getty Images

El expresidente de Yemen, Ali Abdullah Saleh, fue asesinado este lunes tras abandonar a sus aliados rebeldes hutíes, respaldados por Irán, y pasarse a la coalición liderada por Arabia Saudita.

Saleh viajaba a las afueras de Saná, la capital de Yemen, en un vehículo blindado cuando recibió un proyectil lanzado por los combatientes hutíes. Al comprobar que se trataba de su antiguo aliado, los rebeldes le habrían disparado.

El expresidente yemeí, de 75 años de edad, había dicho en un discurso el sábado que estaba listo para una "nueva página" en las relaciones con la coalición y llamó "milicia golpista" a los hutíes, que lo acusaron de traición.

Con esto, Saleh rompía su alianza con los hutíes, tras casi tres años en los que combatieron juntos a la coalición liderada por Arabia Saudita que intervino en Yemen para intentar instaurar al gobierno internacionalmente reconocido.

Getty Images
Explosión en un centro comercial de Alkumaim, como parte de los enfrentamientos entre Hutíes y los partidarios del expresidente Saleh, en Saná, Yemen, el 4 de diciembre de 2017.

El conflicto en Yemen se agravó después de que los combatientes hutíes hicieron estallar el lunes la casa de Saleh, mientras los aviones de la coalición bombardeaban sus posiciones.

En los últimos seis días, los enfrentamientos en la capital de Yemen se intensificaron, dejando 125 muertos y 238 heridos, según informó el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Violencia y hambre

Yemen se sumió en la violencia a fines de 2014 cuando los hutíes, un grupo derivado de la rama zaydí del Islam chií, marcharon hacia Saná y tomaron el control del Gobierno.

Desde 2015 han muerto más de 10,000 personas en la guerra en Yemen y dos millones de personas se han visto obligadas a desplazarse. Mientras la violencia no da tregua, un brote de cólera ha infectado casi a un millón de personas y ha llevado al país al borde de la hambruna.

Mohammed Hamoud/Getty Images

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés) estima que dos millones de niños de Yemen sufren de desnutrición aguda y casi todos los niños y niñas yemeníes necesitan desesperadamente ayuda humanitaria.

Para Geert Cappelaere, director regional de Unicef para Medio Oriente y el norte de África, "Yemen es uno de los peores lugares del mundo para ser un niño".

Con información de Reuters.