INTERNACIONAL

Irlanda podría ser la piedrita en el zapato para el Reino Unido en el Brexit

El gobierno de Dublín exige que la frontera siga totalmente abierta.

27/11/2017 12:13 PM CST | Actualizado 27/11/2017 12:13 PM CST
Getty Images/iStockphoto

Irlanda podría ser la piedrita en el zapato para el Reino Unido a la hora de la negociación del Brexit con sus socios europeos, que hablarán de los avances en la agenda de la cumbre europea de diciembre.

La oposición irlandesa amenazó el viernes con hacer caer al nuevo gobierno de Leo Varadkar, elegido primer ministro irlandés en junio, en un momento clave de las discusiones sobre el futuro de la frontera con el Reino Unido tras el Brexit.

El principal partido opositor presentó una moción de censura contra la viceprimera ministra, Frances Fitzgerald, por el manejo que dio a un un escándalo de corrupción policial, advirtiendo que habrá elecciones si no renuncia.

La viceprimera ministra "debería dimitir (...), eso evitaría elecciones generales", dijo a la radio RTE el líder del partido Fianna Fail, Micheal Martin.

El partido conservador Fianna Fail es quien permite la supervivencia parlamentaria del gobierno encabezado por Varadkar, quien busca evitar a toda costa unas elecciones anticipadas antes de Navidad, justo cuando el futuro de la frontera entre Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte tras el Brexit estará en la agenda de la cumbre europea el próximo mes.

JONATHAN NACKSTRAND via Getty Images
El primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar, saluda después de abandonar el almuerzo durante la Cumbre Social Europea en Gotemburgo, Suecia, el 17 de noviembre de 2017.

La frontera entre Irlanda, miembro de la UE, e Irlanda del Norte es una de las cuestiones prioritarias en la negociación entre Reino Unido y sus socios europeos, cuyo divorcio está previsto el 29 de marzo de 2019.

Dublín exige que la frontera siga totalmente abierta y amenaza con bloquear el eventual visto bueno de los líderes europeos en diciembre que abriría la puerta a una segunda fase de negociaciones, con un acuerdo comercial sobre la mesa como reclama Londres.

El ministro de Relaciones Exteriores irlandés, Simon Coveney, pidió al partido Fianna Fail que se deje de comportar "temerariamente" en un momento en el que el gobierno "está gestionando algunos asuntos muy serios".

Después de reunirse el viernes con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, la primera ministra británica, Theresa May, dijo que Reino Unido quiere "garantizar que el movimiento de personas y el comercio continúe a través de la frontera como hasta ahora".

Con información de AFP.