MÉXICO

En Jalisco, secuestran a funcionario de Derechos Humanos

El integrante de la CNDH que investiga la desaparición de personas fue plagiada cuando se dirigía a su oficina.

25/11/2017 1:14 PM CST | Actualizado 25/11/2017 1:14 PM CST
FERNANDO CARRANZA GARCIA / CUARTOSCURO.COM

Un funcionario defensor de derechos humanos que investiga la desaparición de personas fue secuestrado este viernes en Jalisco, cuatro días después de que fuera asesinado otro titular regional, por lo que el ombudsman nacional exigió a las autoridades encontrarlo "de inmediato".

Los hechos ocurrieron cuando el funcionario, cuya identidad no fue revelada, se dirigía a sus oficinas.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reclamó "dar de inmediato con el paradero del defensor de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de esa entidad (Jalisco), que fue privado de su libertad, para evitar hechos de difícil o imposible reparación".

También pidió que "en la investigación del caso no debe omitirse la línea relacionada con la labor de defensa de los derechos fundamentales".

El presidente de la Comisión Estatal, Alfonso Hernández, manifestó su preocupación por la integridad y seguridad de su compañero y su familia, al tiempo que exigió su pronta localización.

"Lo peor que puede ocurrirnos es que nos paralice el miedo, por lo que hoy más que nunca refrendamos nuestro compromiso en la defensa de los derechos humanos", agregó Hernández en un mensaje difundido en video, en el que precisó que se reservan brindar mayor información para no entorpecer las investigaciones.

El funcionario secuestrado trabaja en la Cuarta Visitaduría de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco, dedicada a la investigación de personas desaparecidas, reveló la prensa.

El lunes pasado fue asesinado Silvestre de la Toba, presidente de esta Comisión en Baja California Sur.

Es la primera vez que ultiman a un comisionado regional de derechos humanos.

Hombres armados interceptaron el vehículo en el que viajaba con su familia y dispararon con fusiles de asalto, matando a De la Toba y a uno de sus hijos. Su esposa y su hija menor resultaron gravemente heridas.

Luis Raúl González, comisionado nacional, denunció al día siguiente "el clima de inseguridad que atraviesan los defensores civiles" y "la indiferencia de las autoridades".

Un total de 34 defensores de derechos humanos, principalmente activistas de la sociedad civil, 14 de ellos mujeres, han sido asesinados desde 2006, cuando el gobierno militarizó la guerra contra las drogas, según la CNDH.

El gobierno creó el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas para prevenir y dar custodia a aquellos que denuncien amenazas, pero hasta el momento ha sido insuficiente, según organizaciones civiles.