UN MUNDO MEJOR

La realidad detrás de los niños genio mexicanos

Dafne Almazán tiene 16 años y recientemente concluyó sus estudios de maestría en Educación.

14/11/2017 11:48 AM CST | Actualizado 14/11/2017 1:03 PM CST

A sus 16 años de edad, Dafne Almazán aprobó su examen de grado para obtener la Maestría en Educación por el TEC de Monterrey. Dafne concluyó sus estudios de licenciatura a los 13 años, lo que la convirtió en la licenciada en psicología más joven de México y del mundo.

Este 13 de noviembre, el Centro de Atención al Talento (Cedat) la felicitó por haber concluido sus estudios de maestría en Educación con Acentuación en Mecanismos de Enseñanza-Aprendizaje en el ITESM.

El Departamento de Psicología del Cedat se encargó de diagnosticarla como niña sobredotada, y de integrarla a su Programa de Potenciación Intelectual.

Dafne aprendió a leer y a escribir muy joven, a los seis inició sus estudios en inglés. Un año después recibió su certificado de primaria; al siguiente año terminó la secundaria e inmediatamente entró al bachillerato, que terminó en 2012. A la muy joven edad de 10 años se convirtió en la estudiante universitaria más joven de México. Terminó la licenciatura tres años después.

Dafne habla español, inglés, francés y chino mandarín, y está aprendiendo latín.

Facebook: Centro de Atención al Talento

La joven ya comenzó una nueva licenciatura en la carrera de Leyes, y está proyectando realizar un doctorado que terminaría antes de cumplir 18 años.

Dafne no es la única genio de su familia. Sus hermanos, Andrew y Delanie Almazán Anaya, también lo son.

Lo más importante es identificar a los pequeños sobredotados, cerca de 95% de los niños mexicanos que tienen esa característica desconocen su situación.Asdrúbal Almazán, director y fundador del Cedat.

Andrew es el mayor, tiene 22 años, y se graduó en psicología con una Mención Honorífica por Alto Desempeño Académico a los 16 años, en la UVM. A los 18, se convirtió en cirujano por la Universidad Panamericana. Estudió una maestría en Educación con Acentuación en Desarrollo Cognitivo y en mayo del año pasado estudiaba un doctorado en Innovación Educativa en el TEC.

Delanie Almazán, de 19 años, comenzó su carrera en Psicología a los 14 en la misma institución.

Dafne, Andrew y Delanie fueron apoyadas por el Cedat, que reúne a menores de edad con un coeficiente intelectual mayor a 130. Su padre, el doctor Asdrúbal Almazán, es director y fundador de la institución. Ahora Andrew se encarga de la dirección del departamento de psicología.

El centro atiende las necesidades emocionales y de conocimiento de sus estudiantes. Y está comprometido con detectar, atender, retener e investigar a los niños y jóvenes con sobrecapacidad intelectual.