INTERNACIONAL

Irán pone fin a las operaciones de rescate tras el fuerte sismo

El temblor del fin de semana provocó la muerte de 450 personas y dejó a miles de heridos, mientras muchos sobrevivientes combaten el frío y el hambre.

14/11/2017 6:42 AM CST | Actualizado 14/11/2017 6:44 AM CST
Fatemeh Bahrami/Anadolu Agency/Getty Images

Las operaciones de rescate en las áreas más azotadas de Irán por el sismo de magnitud 7.3 han terminado, de acuerdo con la televisión estatal.

El devastador sismo del fin de semana afectó a aldeas y ciudades en el área montañosa de la provincia de Kermanshah, al oeste de Irán, así como varias ciudades iraquíes, provocando la muerte de 450 personas y dejando a miles de heridos, mientras muchos sobrevivientes pasaban frío y hambre.

El presidente iraní, Hassan Rouhani, llegó por la mañana al área afectada por el terremoto en Kermanshah y prometió que el Gobierno "usará todas sus capacidades para resolver los problemas lo más rápido posible".

La televisión estatal informó que miles de personas ocupaban campamentos improvisados mientras que muchos otros pasaron una segunda noche a la intemperie por temor de más terremotos tras cerca de 193 réplicas.

Fatemeh Bahrami/Anadolu Agency/Getty Images
Militares y equipos de rescate trabajan en la búsqueda de personas, en Sarpol-e Zahab, Irán, tras el fuerte sismo que azotó al país y al vecino Irak, el 13 de noviembre de 2017.

Los rescatistas buscaban frenéticamente entre los escombros de decenas de aldeas inmediatamente tras el sismo, pero funcionarios iraníes dijeron que la probabilidad de hallar más sobrevivientes es extremadamente baja.

"Las operaciones de rescate en la provincia de Kermanshah han terminado", dijo en la televisión estatal el jefe de los Servicios Médicos de Emergencia de Irán, Pir-Hossein Kolivand.

La máxima autoridad iraní, el ayatolá Alí Jamenei, ofreció sus condolencias el lunes y llamó a agencias del Gobierno a hacer todo lo que puedan para ayudar.

El frágil suelo iraní

Irán está emplazado sobre grandes fallas geológicas y ha sufrido varios terremotos devastadores en los últimos años.

En junio de 1990, Irán vivió uno de los peores sismos en su historia: un sismo de magnitud 7.4 cerca del mar Caspio (norte), causó 40,000 muertos y más de 300,000 heridos, y dejó sin hogar a medio millón de personas.

En unos segundos, una superficie de 2,100 km2, donde había 27 ciudades y 1,871 pueblos repartidos por las provincias de Ghilan y Zandjan, quedó devastada.

En 2003 en Bam, provincia de Kerman (sureste de Irán), un sismo mató al menos a 31,000 personas y la ciudad quedó casi totalmente destruida.

Con información de Reuters.