INTERNACIONAL

Trump "olvida" hablar de derechos humanos en Filipinas durante su visita al país

La polémica guerra contras las drogas encabezada por el presidente Rodrigo Duterte ha dejado miles de personas fallecidas.

13/11/2017 11:09 AM CST | Actualizado 13/11/2017 12:37 PM CST
Athit Perawongmetha / Reuters

El presidente estadounidense, Donald Trump, llegó a Filipinas este domingo para participar en la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), en el último tramo de su gira por el continente.

Se había generado una gran expectativa por la reunión que tendría con el presidente filipino, Rodrigo Duterte, fuertemente criticado por las violaciones a derechos humanos acontecidas en el país desde que llegó al poder y declaró la guerra a las drogas.

Este lunes en Manila, Trump optó por el silencio cuando se mencionó el tema de los derechos humanos en el país, e incluso exhibió su buena sintonía con Rodrigo Duterte, quien hace unos días también aseguró haber matado a puñaladas a un hombre, cuando era adolescente.

Sentados uno al lado del otro, el presidente estadounidense y su homólogo filipino, de 71 y 72 años respectivamente, aparecieron muy distendidos, haciendo bromas al inicio de su primera reunión.

"Somos aliados" de Estados Unidos, "somos un importante aliado" dijo Duterte.

AFP/Getty Images
Reunión bilateral entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el presidente filipino, Rodrigo Duterte, en Manila, Filipinas, el 13 de noviembre de 2017.

Pero los dos presidentes hicieron pocas declaraciones ante los periodistas, ignorando en particular los temas sobre derechos humanos.

"Tenemos muy buenas relaciones" subrayó Trump, en esta reunión celebrada al margen de la cumbre de la ASEAN. Luego, habló del clima: "En Filipinas, el tiempo siempre acaba siendo bueno...".

En cambio, Trump, que termina en Filipinas una gira que lo llevó a cinco países de Asia, no dijo nada cuando se le preguntó por el tema de los derechos humanos y las ejecuciones extrajudiciales en la guerra contra las drogas que emprendió Duterte.

Juego de niños: líder norcoreano le llama "viejo" a Trump y él responde

"No es una conferencia de prensa, es una reunión bilateral" intervino Duterte, sentado a su lado, sin corbata, antes de que los periodistas abandonaran la sala.

El asunto de los derechos humanos "no fue tratado" durante la entrevista de 40 minutos entre Trump y Duterte, según el vocero del presidente filipino, Harry Roque.

Sarah Sanders, vocera del ejecutivo estadounidense, aseguró que el tema fue tratado, pero "brevemente".

Crítica internacional

La "guerra contra la droga" llevada a cabo con medios expeditivos por Duterte le vale, a nivel internacional, una oleada de críticas.

Desde la llegada de Duterte al poder, hace 16 meses, 3,967 personas han sido asesinadas por la policía, de acuerdo con cifras oficiales.

Las organizaciones no gubernamentales calculan muchos más: más de 7,000 muertos, entre ellos más de 3,800 supuestos traficantes, delincuentes y drogadictos abatidos por la policía tras supuestamente resistirse.

La organización internacional Human Rights Watch incluso reportó en agosto que Rodrigo Duterte pidió a la policía disparar a los activistas de derechos humanos que estén "obstruyendo la justicia".

Con información de AFP.