ESTILO DE VIDA

11 consejos expertos para evitar el estrés antes y durante un viaje

También te explicamos cómo estar 100% list@.

09/11/2017 10:00 AM CST | Actualizado 09/11/2017 12:11 PM CST

Viajar es uno de los mejores placeres de la vida, pero también puede ser fuente de estrés. De acuerdo con cifras del buscador del vuelos Skyscanner, los ocho factores que más estresantes están relacionados con el tiempo en traslados, el equipaje e imprevistos en los aeropuertos.

Probuxtor via Getty Images

Por eso, preparamos 11 consejos de viajeros expertos –desde consejos de ahorro, supervivencia, hasta básicos de seguridad– para reducir tu estrés al máximo, y así sólo tengas que preocuparte por disfrutar de tu viaje.

1. Revisa tu pasaporte y documentos

Muchos países exigen pasaporte con mínimo 6 meses de expiración como requisito de entrada. ¿Tienes tu pasaporte guardado en algún cajón? ¡Revisa la fecha de expiración!

Si aún no lo tienes, en esta página del gobierno mexicano puedes encontrar toda la información necesaria, desde requisitos hasta costos.

2. Infórmate sobre las visas

Getty Images/iStockphoto

Muchos residentes de algunos países latinoamericanos necesitan una visa para visitar destinos internacionales. Que no te sorprendan, en la página Project Visa puedes verificar los requisitos de visado para casi todas las nacionalidades.

3. Imprime todas tus reservas

Tener una copia de todas tus reservas nunca está de más: hoteles, vuelos, cuentas y tarjetas. A veces estas copias pueden ahorrarte muchas horas de espera en las salas de inmigración de los aeropuertos y así solo tendrás que preocuparte de tu reservación en el hotel all inclusive de tus sueños.

También es esencial que tengas una copia de tu pasaporte e identificación oficial en la nube, por si acaso.

4. Contrata un seguro de viaje

Este consejo puede parecer de papás preocupones, peeero recuerda que somos vulnerables cuando viajamos: el cuerpo experimenta cambios de clima, de alimentación y es muy fácil pescar un resfriado o, en un caso más grave, alguna infección.

Los gastos de hospital en Norteamérica o Europa son altos, así que lo mejor es tener un seguro médico internacional. ¡No te confíes demasiado!

Getty Images/iStockphoto

5. Vacúnate

Antes de viajar, verifica muy bien los requisitos médicos de cada lugar. En muchos países de América Latina es casi obligatorio viajar con la vacuna de la fiebre amarilla. Evita al máximo estropear tu viaje por problemas de salud que pudiste haber evitado.

6. Haz una lista de cosas para empacar

Ya sea en tu teléfono o a mano, hacer una lista de viaje con varios días de anticipación te evitará tener que cargar con elementos innecesarios o faltantes en tu maleta.

7. Infórmate sobre la seguridad de tu destino

Ser robado, estafado o engañado es algo que puede pasar en cualquier lugar, pero lo puedes evitar siendo precavido. Evita viajar con objetos de lujo a lugares muy turísticos, entregar información personal a desconocidos, dejar tu equipaje sin supervisión o llevar demasiado dinero en efectivo contigo.

8. Planea tus traslados con anticipación

MStudioImages via Getty Images

Al aterrizar, estás cansado, a veces molesto y desorientado, en ese momento eres más vulnerable. Si reservaste un hotel u hostal, verifica en su sitio web las indicaciones para llegar sano y salvo. Los aeropuertos también tienen información sobre los medios de transporte seguros. Si vas a tomar un taxi, asegúrate que sea en un punto autorizado del aeropuerto.

9. Cambio de dinero

Lo peor que puedes hacer es cambiarlo en el aeropuerto porque las tarifas de divisas son las más elevadas. A veces sacar dinero de un banco en el extranjero con tu tarjeta puede ser un poco más rentable. Pero es esencial que consideres con anticipación las comisiones de cajeros automático, las comisiones del banco y el destino antes de cambiar tu dinero en el exterior.

10. Pide tarjetas del hotel

Este consejo es muy útil, principalmente en países con idiomas totalmente diferentes al español o con caracteres de otros alfabetos. Si en algún momento te pierdes y no sabes cómo volver a tu hotel, muchos locales no sabrán reconocer las direcciones con caracteres romanos, por ejemplo. Lo mejor es, al momento del check-in, pedir al recepcionista tarjetas con la dirección en el idioma local o que te lo escriba en un papel.

11. ¡Las fotos te salvarán la vista!

La explicación es sencilla: la foto de la fachada es para el conductor del taxi y la de la puerta de tu cuarto es para ti cuando llegas después de una noche de tragos y ni te acuerdas del número de habitación.

*Un texto de Skyscanner, un buscador de vuelos y hoteles.