MÉXICO

Te explicamos por qué en 2017 el agujero en la capa de ozono será el más pequeño desde 1988

No, no es porque contaminamos menos

08/11/2017 12:06 PM CST | Actualizado 08/11/2017 12:58 PM CST
NASA

El agujero en la capa de ozono de la Tierra, formado este año, es el más pequeño observado desde 1988, según anunciaron científicos de la NASA y la National Hurricane Center de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés).

Este agujero se forma sobre la Antártida cada septiembre y es monitoreado desde hace 29 años.

Este año, el agujero alcanzó su punto más alto el 11 de septiembre, cubriendo un área aproximadamente dos veces y media mayor que Estados Unidos (7.6 millones de millas cuadradas en extensión) y luego disminuyó durante el resto de septiembre y octubre.

El agujero de ozono en la Antártida fue excepcionalmente débil este año. Esto es lo que esperaríamos dadas las condiciones climáticas", dijo Paul A. Newman, científico en jefe de Ciencias de la Tierra en el Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA.
  • Desde septiembre de 2015 se empezó a detectar que el agujero se reducía; en ese año, se redujo aproximadamente 4 millones de kilómetros cuadrados, comparado con su tamaño de 2000. Esta área equivale a la superficie de India.
  • En 1990, el agujero de ozono tenía una extensión aproximada a la superficie de EU. Y en el año 2000, alcanzó su máximo histórico al llegar a los 25 millones de kilómetros cuadrados (como la extensión de Rusia).
  • Hay que recalcar que el 'agujero' es una zona en donde la capa de ozono es más delgada de lo normal, es decir, no se 've' como un 'hueco u hoyo' desde el espacio.

¿Por qué está disminuyendo?

La razón esperada, que explicaría un menor tamaño del agujero en la capa de ozono, sería la eliminación gradual de las sustancias químicas que la destruyen. Hay que recordar que en 1987 se firmó el Protocolo de Montreal, con el que las naciones fabricantes de CFC se comprometieron a detener su producción y a sustituirlos por compuestos no dañinos.

Sin embargo, según explica la NASA, la disminución observada en 2017 tiene otra razón: el aire caliente. "Estuvo fuertemente influenciado por un vórtice antártico inestable y más cálido... Estas condiciones antárticas se parecen a las que se encuentran en el Ártico, donde el agotamiento del ozono es mucho menos severo".

En 2016, las temperaturas estratosféricas más cálidas también limitaron el crecimiento del agujero de ozono.

  • El año pasado, el agujero de ozono alcanzó un máximo de 8.9 millones de millas cuadradas, 2 millones de millas cuadradas menos que en 2015.
  • El área promedio de estos máximos diarios de agujero de ozono observados desde 1991 ha sido de aproximadamente 10 millones de millas cuadradas.

Pero no hay que cantar victoria: el área actual del agujero de ozono sigue siendo grande porque los niveles de sustancias que agotan el ozono, como el cloro y el bromo, siguen siendo lo suficientemente altos como para producir una pérdida significativa de ozono.

Es decir: la menor extensión del agujero de ozono en 2016 y 2017 es por clima (variabilidad natural) y no por una señal de 'curación'.

¿Qué es la capa de ozono y por qué 'tiene' un agujero?

La capa de ozono funciona como un filtro que bloquea las radiaciones ultravioletas dañinas del sol, y a la vez, permite que pasen las radiaciones no daniñas que se necesitan para la existencia de la vida en la Tierra.

Su agujero de ozono antártico fue detectado en 1985 por la investigadora estadounidense Susan Solomon, quien también detectó que esto se debía a las moléculas de cloro y bromo (que vienen del clorofluorocarbonos o CFC), es decir, de gases que se encuentran en casi todo: aerosoles, refrigerantes y solventes, tanto de uso industrial como doméstico, como por ejemplo, en refrigeradores y aire acondicionado. Y fue el mexicano Mario Molina, junto con otros científicos, quien investigó los efectos dañinos y se dedicó a alertar al mundo de ello.

La razón por la que la capa de ozono es más fina sobre la Antártida es por el frío extremo y las grandes cantidades de luz. Se forma a finales del invierno, ya que los rayos del sol que regresan catalizan reacciones que involucran formas de cloro y bromo, químicamente activas, creadas por el hombre. Estas reacciones destruyen las moléculas de ozono.

Se espera que el agujero de la capa de ozono sobre la Antártida se reduzca gradualmente a medida que los clorofluorocarbonos-compuestos sintéticos que contienen cloro y que con frecuencia se utilizan como refrigerantes-continúen disminuyendo.

NASA y NOAA monitorean el agujero de ozono a través de tres métodos complementarios:

  • los satélites, como el satélite Aura de la NASA y el satélite NASA-NOAA Suomi National Polar-orbiting Partnership.
  • la sonda acústica de microondas del satélite Aura también mide ciertos gases que contienen cloro, proporcionando estimaciones de los niveles totales de cloro.
  • el espectrofotómetro Dobson, que monitorea el espesor de la capa de ozono y su distribución

Este año:

  • el 25 de septiembre, la concentración de ozono alcanzó un mínimo sobre el Polo Sur de 136 Dobson Units, el mínimo más alto visto desde 1988
  • durante la década de 1960, antes de que ocurriera el agujero de ozono en la Antártida, las concentraciones promedio de ozono sobre el Polo Sur oscilaban entre 250 y 350 unidades Dobson
  • la capa de ozono de la Tierra tiene un promedio de 300 a 500 unidades Dobson, lo que equivale a aproximadamente 3 milímetros, o aproximadamente lo mismo que dos centavos apilados uno encima del otro.