NEGOCIOS

Pese a cierre de tiendas, empresa en Puerto Rico sigue pagando a sus empleados

Siguieron recibiendo sus cheques seis semanas después de que María tiró las fuentes de energía de ese país.

08/11/2017 5:00 AM CST
A pedestrian walks past a T.J. Maxx store in Boston, Massachusetts, U.S., February 21, 2017. REUTERS/Brian Snyder
.

Ya sea porque no tienen electricidad o porque no puedan trabajar, los empleados de esta compañía en Puerto rico siguen recibiendo su salario dos meses después de la devastación provocada por el huracán María.

"Ellos" son los empleados de TJ Maxx, Marshalls y HomeGoods Associates en Puerto Rico, tres tiendas que comparten el mismo propietario corporativo, TJX.

Y a pesar de que el huracán María destruyó gran parte de la infraestructura de ese país en septiembre, obligando a TJX a cerrar algunas tiendas allí, la compañía ha estado pagando a sus empleados desde entonces.

"Con base en la devastadora situación en Puerto Rico, podemos confirmar que hemos continuado pagando a nuestros empleados de TJ Maxx, Marshalls y HomeGoods Associates", dijo la compañía en un comunicado a HuffPost. "Creemos que es lo correcto dadas las circunstancias".

La vicepresidenta de comunicaciones de TJX, Doreen Thompson, dijo al HuffPost que la compañía tiene 29 tiendas en Puerto Rico, pero no especificó cuántas ubicaciones permanecen cerradas ni cuántos empleados se han visto afectados.

La buena conducta de TJX fue evidenciada por Iván Meléndez a fines de octubre, cuando publicó un mensaje en Facebook, en el que agradecía a Marshall por haberle pagado a su hijo, a pesar de que la tienda que lo empleaba estaba cerrada:

Incluso ahora, seis semanas después de que María tiró las fuentes de energía de todo el territorio, restaurar la electricidad ha sido un proceso lento.

Mientras que le gobierno de Puerto Rico ha dicho que el 42% de su generación de energía ha sido restaurada, una investigación de CNN encontró que la realidad no es tan optimista. Hasta el viernes pasado, solo cuatro de las 78 regiones del territorio tenían electricidad para más del 50% de la población.