INTERNACIONAL

Los partidos catalanes le dicen NO a Puigdemont y su propuesta electoral

El expresidente catalán había llamado a los partidos a crear un frente unido independentista en la elección del 21 de diciembre.

08/11/2017 6:14 AM CST | Actualizado 08/11/2017 6:14 AM CST
Emmanuel Dunand/Getty Images

Los partidos políticos catalanes han rechazado la propuesta que hizo el sábado el expresidente catalán, Carles Puigdemont, de un sólo frente unido de partidos independentistas de cara a las elecciones regionales del 21 de diciembre.

El ERC (Izquierda Republicana de Cataluña) y el PDeCAT (Partido Democrático Europeo de Cataluña) no concurrirán unidos como en los anteriores comicios. PDeCAT formó junto al ERC la coalición independentista Junts pel Sí (Unidos por el Sí), que gobernó Cataluña desde 2015 hasta la destitución del gobierno el 27 de octubre.

El partido de republicanos de izquierda, o ERC, es favorito en los sondeos para ganar las elecciones, y su líder, Oriol Junqueras, vicepresidente catalán destituido y en prisión provisional, pidió el pasado viernes en un artículo que los partidos independentistas concurran por separado.

"Que cada partido se esfuerce en lograr el mejor resultado posible y que la unidad de acción y una estrategia compartida sea aquello que nos une, con respeto a todas las sensibilidades", escribió Junqueras en el diario catalán Ara.

La Junta Electoral Central (JEC) de España recibió cuatro propuestas de coaliciones electorales para esos comicios, cuyo plazo de registro terminó anoche.

Así, a pesar de las llamadas de los últimos días a formar de nuevo una lista electoral unitaria, ERC y PDeCAT tendrán finalmente candidaturas diferenciadas.

Los independentistas de la CUP (radicales de izquierda) también rechazaron ayer formar porte de la misma lista que esos dos partidos.

Por su parte, los liberales de Ciudadanos, los socialistas del PSC y el PP (centroderecha), partidos que defienden la unidad de España, se presentarán en solitario como es habitual.

La propuesta de Puigdemont no terminó bien, tras el cese de su gobierno, del Parlamento catalán y la convocatoria a elecciones regionales el 21 de diciembre, después de que el Gobierno español decidiera aplicar el artículo 155 de la Constitución española como respuesta a la presión del gobierno catalán de independizarse tras el referéndum del 1 de octubre.

Con información de Efe.