INTERNACIONAL

Nuevas pistas sobre los motivos del asesino de la iglesia de Texas apuntan a su suegra

Devin Patrick Kelley mató a 26 feligreses e hirió a 20 más, en una pequeña iglesia bautista en la localidad de Sutherland Springs.

06/11/2017 10:35 AM CST | Actualizado 06/11/2017 12:49 PM CST
Texas Department of Safety/Handout/Reuters

El domingo, mientras se celebraba una misa en una pequeña iglesia bautista de la localidad de Sutherland Springs, en Texas, un hombre sacó un arma y disparó contra los feligreses, matando a 26 e hiriendo a 20 más.

En un principio se dio a conocer que el atacante, identificado como Devin Patrick Kelley, tenía familiares que ocasionalmente asistían a la iglesia, pero que no estaban allí el domingo, según dijo a periodistas el alguacil del condado de Wilson, Joe Tackitt.

Para el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, Kelley tenía una conexión con la iglesia que saldrá a la luz en los próximos días. "No creo que esta iglesia haya sido elegida al azar", dijo el gobernador a la cadena CBS.

Siguiendo la línea que intuía el gobernador Abbott, nueva información revela que Kelley escogió esta iglesia porque su suegra asistía regularmente. "Podemos decirle que había una situación doméstica en esta familia", dijo el comandante Freeman Martin, del Departamento de Seguridad Pública de Texas, según reportes de NBC.

La suegra habría recibido un mensaje de texto en el que Kelley la amenazaba, según el comandante Freeman Martin.

Kelley, un exmilitar de la Fuerza Aérea

Las autoridades de Texas han revelado que Kelley vivía en la periferia de San Antonio, una de las principales ciudades de Texas y que está ubicada a unos 50 kilómetros del lugar de la masacre.

Kelley es un exmilitar de la Fuerza Aérea que se encargaba de trasladar pasajeros, carga y propiedad personal en el transporte militar, según reveló una vocero de la institución.

El hombre de 26 años de edad fue despedido de la Fuerza Aérea tras haber sido juzgado por una corte en 2012 por agredir a su esposa e hijo. Kelley fue sentenciado a 12 meses de confinamiento y recibió una baja por "mala conducta".

Persecución y suicidio

Patrick Kelley iba vestido completamente de negro y portaba un chaleco antibalas cuando abrió fuego en la Primera Iglesia Bautista de Sutherland Springs, una localidad rural de unos 400 habitantes.

Después de disparar, Kelley salió de la iglesia y arrancó en su auto. Un ciudadano armado lo vio salir y paró un camión para pedirle al conductor seguirlo.

Durante la persecución, el auto de Kelley se estrelló en la carretera. La policía lo encontró muertos después y sospechan que se suicidó con un arma.

"En este momento creemos que él tenía una herida autoinfligida por arma de fuego", explicó el alguacil Tackitt.

Con información de AFP.