INTERNACIONAL

Donald Trump fue a Japón a comer hamburguesas hechas con carne de EU

No puede vivir sin su carne roja.

06/11/2017 5:01 PM CST | Actualizado 06/11/2017 5:06 PM CST

Donald Trump arrancó su visita a Japón este fin de semana con algunas opciones de menú muy poco arriesgadas.

Japón es, por supuesto, la capital de sushi del mundo. Pero durante su almuerzo de negocios con el primer ministro japonés el domingo, Trump optó por una hamburguesa al clásico estilo estadounidense, de acuerdo con Eater.

"¡Le damos la más sincera bienvenida al presidente Trump en su visita a Japón!", escribió el primer ministro Shinzo Abe en su cuenta de Twitter. "Entraremos en temas de negocios al tiempo que disfrutamos unas hamburguesas.

El dúo se encontró en el Kasumigaseki Country Club de Kawagoe para el almuerzo. La comida fue traída de la cadena de hamburguesas local Munch's Burger Shack, que las prepara con carne estadounidense, según Mashable.

Más tarde esa noche, Trump y Abe cenaron con sus esposas en Ginza Ukai-Tei, un lugar de teppanyaki popular. Comieron ostiones, bistec japonés (que, para ser justos, está en el menú regular del restaurante) y sundaes de chocolate, según Bloomberg. (Los sundaes de chocolate no parecen ser parte de las ofertas de postre típicas del restaurante, según sus fotos de Yelp).

Trump tiene un amor documentado por las hamburguesas y los filetes, especialmente del tipo bien hecho. Su gira de comida japonesa contrasta con el viaje de Obama al país asiático en 2014, durante el cual él y Abe comieron en uno de los mejores restaurantes de sushi del mundo.

Handout . / Reuters
El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, le sirve sake al expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante una cena en el restaurante de sushi Sukiyabashi Jiro.

Larry Downing / Reuters
Barack Obama y Shinzo Abe se dan la mano fuera del restaurante de suhi Sukiyabashi Jiro en Tokio.

Pool/Kyodo News via Getty Images
Obama and Abe shake hands in front of Sukiyabashi Jiro sushi restaurant.

Este artículo se publicó originalmente en The HuffPost.