INTERNACIONAL

Puigdemont y los cuatro exconsellers, en libertad vigilada

05/11/2017 5:12 PM CST | Actualizado 05/11/2017 5:13 PM CST
REUTERS

Carles Puigdemont y los cuatro exconsellers del Govern que se encuentran en Bélgica han sido puestos en libertad con medidas cautelares tras declarar ante el juez después de presentarse ante la Policía belga.

El magistrado ha decidido poner en libertad vigilada a los cinco después de atender la orden de busca y captura emitida por la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela.

Los cinco implicados, a los que la Audiencia acusa de varios delitos, entre ellos el de sedición y rebelión, deberán presentarse ante la Justicia cada 15 días.

Puigdemont y los exconsellers han declarado durante unas cinco horas, después de haber sido arrestados a primera hora del domingo al entregarse a la Policía Federal belga. Se habían entregado voluntariamente a las 9:17 y a continuación fueron privados de libertad, para ser interrogados y para que el juez de instrucción decidiera los siguientes pasos.

Juez flamenco

Según ha explicado Guillis de Dejemeppe, portavoz de la Fiscalía de Bélgica, los cinco tenían la posibilidad de elegir entre el francés y el neerlandés para el procedimiento judicial que se ha abierto, y han elegido el neerlandés. ¿La razón? Al elegir este idioma, se les ha asignado un magistrado neerlandófono, es decir, flamenco, y quizás más proclive a las reivindicaciones independentistas.

El juez sólo se ha pronunciado sobre la libertad de Puigdemont y los exconsellers, ya que el "fondo" de las euroórdenes debe ser examinado por la Cámara del Consejo (Tribunal de primera instancia), ha avisado el portavoz.

Podría extenderse tres meses

La Cámara del Consejo tiene 15 días para tomar una decisión. Las partes podrán recurrir la decisión primero ante la Corte de Apelación, que tendrá también 15 días para pronunciarse, y, en última instancia, ante la Corte de Casación, que cuenta con el mismo plazo para tomar la decisión definitiva.

La euroorden establece un plazo máximo de 60 días para resolver los procesos de extradición entre dos Estados miembros, un periodo que podría ser ampliado otros 30 días, hasta los 90, en casos excepcionales.

Con todo, la Fiscalía ha precisado que estos plazos se aplican a las personas sobre las que pesan órdenes de extradición y que están detenidas, por lo que en caso de que los arrestados sean puestos en libertad los plazos podrían ser "mucho mayores".

Campaña electoral

La Fiscalía no ha querido aclarar, sin embargo, si sería viable que Puigdemont pudiera hacer campaña electoral durante el tiempo que dure el procedimiento para decidir sobre su extradición, que podría ser de varios meses; Dejemeppe ha apuntado que no es una decisión del Ministerio Público, sino del juez.

"El juez podría prohibirle tener contacto con los medios de comunicación", ha expresado, en relación a las decisiones que podrían seguir cuando se examine el fondo de la euroorden.