ESTILO DE VIDA

Los adolescentes no están durmiendo lo suficiente porque son adictos a las pantallas

El uso de smartphones reduce (más de lo que creíamos) las horas de sueño en adolescentes.

05/11/2017 8:00 AM CST
ljubaphoto via Getty Images

Es la era digital pero ya es hora de que los adolescentes regresen las manecillas del reloj para obtener las 9.3 horas de sueño que necesitan diariamente para el bienestar de su cuerpo y su mente.

Estudios recientes indican que más adolescentes que nunca tienen problemas para dormir y lo más común es que sus teléfonos y sus tabletas tengan la culpa.

Un estudio realizado en EU entre 360 mil adolescentes que condujo la profesora de psicología de la San Diego State University Jean Twenge, indica que uno de cada cuatro adolescentes dormía en 2015 menos de siete horas diarias.

Y al comparar estos números con los de estudios anteriores financiados por el gobierno, este número es 58% más alto que en 1991, y 17% más alto que en 2009.

La información deja ver que mientras más tiempo estén en línea, los jóvenes duermen menos.

Los adolescentes que pasaban cinco horas al día en línea tenían 50% más probabilidades de no dormir suficiente en la noche que sus compañeros que sólo pasaban una hora al día en línea.

"El tiempo de sueño de los adolescentes empezaba a recortarse en cuanto empezaba su uso de smartphones", dice la profesora Twenge. "Es un patrón muy sospechoso".

Mark Mawson

Los pediatras están muy preocupados por el impacto del uso excesivo de la tecnología en el sueño.

Uno de las personas preocupadas en el Dr. Arthur Teng, director de la unidad de Medicina del Sueño de Hospital Infantil de Sydney en Sydney.

"Hay una epidemia de actividad de medios en la noche lo cual suprime la secreción de melatonina y apenas estamos rascando la superficie para descubrir qué consecuencias tendrá esto en el futuro; en todos estos adolescentes privados crónicamente del sueño", dice el Dr. Teng.

La melatonina es la pastilla del sueño natural del cuerpo. Se secreta en el cerebro cuando el ojo detecta el cambio de luz a oscuridad.

"Los adolescentes necesitan exactamente 9.3 horas de sueño en las noche, no siete u ocho como los adultos. Y la mayoría de los adolescentes no las están cubriendo", dice. "Y por supuesto, si tienen TDA, las cosas empeoran", advirtió el Dr. Teng.

Getty Images

Para muchos, los smartphones y las tablets son una parte indispensable de su vida diaria, así es que la clave es la moderación, dice la profesora Twenge.

"Debido a la importancia del sueño para la salud física y mental, los adolescentes y los adultos tienen que observar si el uso del smartphone está interfiriendo con su sueño", dice. "Es muy importante no usar aparatos con pantalla justo antes de dormir para que no les impida hacerlo".

Para lograr esto hay que regresar en el tiempo, dice el doctor Teng.

"Siempre le digo a mis pacientes que es como regresar al siglo 19. Cenar a la luz de las velas, poca luz. Si necesita leer un capítulo de la tarea de historia hay que hacerlo en la tarde, si tiene que hacer su tarea en la computadora hay que hacerlo cuando aún hay luz del día", dice.