MÉXICO

Como Amado Carrillo, este líder huachicolero intentaba cambiarse el rostro

Jesús Martín Mirón López, identificado como el Kalimba, fue ejecutado el lunes por miembros de su misma banda en Puebla.

03/11/2017 7:37 AM CST | Actualizado 03/11/2017 8:33 AM CST

PUEBLA — No solo entre los narcotraficantes hay quienes buscan cambiarse de identidad para no ser localizados por las autoridades; los ladrones de combustible también recurren a estas tácticas.

O al menos eso dice la versión de la Fiscalía General del Estado de Puebla: entre las 12 personas ejecutadas el lunes en un solo hecho que se extendió a tres municipios, está Jesús Martín Mirón López, identificado como el Kalimba, quien fue acribillado por integrantes de su misma banda en una clínica, mientras se cambiaba el rostro y sus huellas dactilares.

Fiscalía General de Puebla
Jesús Martín Mirón López, presunto líder huachicolero, ejecutado mientras se sometía a una cirugía estética.

Según los primeros resultados de las investigaciones, un sujeto conocido como el Irving —quien forma parte de la misma banda— planeó la masacre por venganza.

Primero, acudió junto con sus sicarios al municipio de San Pedro Tlaltenango —en los límites con Tlaxcala— en donde asesinó a cinco personas, entre ellos al Kino, otro cabecilla de ladrones de hidrocarburo que estaba buscando extender sus operaciones en entidades vecinas.

Fiscalía General de Puebla

Después, aprovechando que el Kalimba se encontraba prácticamente solo en la clínica EPMAC, en el norte de la ciudad de Puebla, el Irving ordenó a sus sicarios asesinar a su compañero. En el lugar también quedó el cadáver de uno de los escoltas del líder de la banda, así como la de su novia y del médico que lo operaba.

De acuerdo con unas fotografías que difundió la dependencia local, al Kalimba ya le habían retirado las huellas dactilares y le realizaban una cirugía estética en la cara cuando fue sorprendido por personas de su mismo grupo.

Fiscalía General de Puebla

Por este hecho, también se investiga al personal médico involucrado, pues no reportó a las autoridades las pretensiones del huachicolero que buscaba ya no ser identificado.

En la huida de los responsables, estos asesinaron a otras tres personas para robarles sus vehículos para escapar en el municipio de Amozoc, con rumbo al triángulo rojo.

Tanto el Kalimba como el Kino ordeñaban el poliducto Minatitlán-México de Pemex, en municipio del triángulo rojo y en los límites con Tlaxcala.

Las ejecuciones continúan

El martes, un día después de la doble ejecución del Kalimba y el Kino, la cacería se mantuvo en Palmar de Bravo, en donde cuatro integrantes de una familia relacionada con el primero, fueron acribillados.

Según fuentes extraoficiales, uno de ellos era el brazo de derecho del Kalimba.