INTERNACIONAL

Por rebelión, piden la detención del expresidente Puigdemont

La Fiscalía española solicitó que las órdenes se dirijan a las autoridades belgas al constar que ha viajado a ese país, junto con 4 exconsejeros que también son buscados.

02/11/2017 9:49 AM CST | Actualizado 02/11/2017 9:49 AM CST
Yves Herman / Reuters

La Fiscalía de la Audiencia Nacional de España solicitó a la juez Carmen Lamela que emita una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) contra el expresidente del Gobierno catalán Carles Puigdemont y los cuatro exconsejeros que no acudieron este jueves a su citación por rebelión, sedición y malversación.

Fuentes jurídicas detallaron que los exconsejeros son Antoni Comín (Salud), Clara Ponsatí (Enseñanza), Lluís Puig (Cultura) y Meritxell Serret (Agricultura).

AFP/Getty Images
Antoni Comín (Salud)

El fiscal pide que las órdenes se dirijan a las autoridades belgas al constar que han viajado a ese país, informó la agencia española EFE.

Yves Herman / Reuters
Clara Ponsatí y Carles Puigdemont

En ese sentido, el Ministerio Público señala que "constan reiterados intentos de entregar la citación en su domicilio, así como reiteradas llamadas telefónicas, a las que se ha hecho caso omiso" por parte de estos cinco investigados para los que pide la detención.

Vincent Kessler / Reuters
Lluís Maria

El ministerio fiscal añade que Puigdemont "ha manifestado públicamente su intención de no comparecer y ha solicitado, como también lo han hecho Antoni Comín y Maritxell Serret, efectuar declaración por videoconferencia, sin ofrecer dato alguno sobre su paradero actual".

Yves Herman / Reuters
Meritxell Serret (segundo de izquierda a derecha)

"Es un hecho notorio y públicamente conocido su citación para comparecer en el día de hoy a declarar como investigados", pese a lo cual, destaca el fiscal, estas cinco personas "no han comparecido" como sí han hecho los otros nueve querellados por rebelión, sedición y malversación por el proceso independentista catalán.

De acordarlo la juez, una vez emitida la orden de detención, los exfuncionarios podrían ser arrestados en cualquier momento y ser puestos a disposición de un magistrado, que deberá decidir si les envía o no a la cárcel mientras se tramita la OEDE o adopta otro tipo de medidas cautelares.