NEGOCIOS

S19: Colectan desde Alemania y CDMX para reconstruir un kínder derrumbado en Chiapas

Los habitantes del ejido de Santa Virginia dicen que no recibieron ayuda tras el sismo del 7 de septiembre y las lluvias torrenciales del 12.

17/10/2017 1:07 PM CDT | Actualizado 17/10/2017 4:31 PM CDT
Rescatándonos
Los ciudadanos en Alemania y CDMX contribuyeron para comprar el material con el que reconstruyen un kínder en una comunidad abandonada en Chiapas.

El médico Adrián Estrada tenía que verlo con sus propios ojos. Cuando llegó al ejido de Santa Virginia, a una hora y media de donde vive, el municipio chiapaneco de Pijijiapan, se dio cuenta que lo que había visto en las redes sociales era cierto: el sismo y las lluvias habían dejado a la comunidad en una situación crítica.

El 7 de septiembre el sismo de 8.2 grados que se originó en Pijijiapan derrumbó viviendas y un jardín de niños en el ejido de Santa Virginia: los árboles cayeron sobre los salones hechos con madera y techos de láminas y una barda se derrumbó; cinco días después, las lluvias ciclónicas dejaron a los ejidatarios, la mayoría pescadores, inundados.

Adrián Estrada
Habitantes del Ejido Santa Virginia afectados por sismo y lluvias.

"Lo que no terminó de tirar el terremoto, lo tiraron las lluvias", dijo el médico Adrián Estrada en entrevista con el HuffPost México.

El médico chilango, pero residente de Pijijiapan había visto en redes sociales el estado de destrucción en que quedó el kínder "Albert Bruce Sabin" al que asisten 41 niños chiapanecos en la comunidad de Santa Virginia. Sus contactos en Facebook y conocidos en la Ciudad de México le enviaron el dinero con el que compró 55 despensas para los afectados.

El sábado 19 de septiembre Adrián Estrada emprendió el camino de una hora y media por carretera y luego terracería de Pijijiapan hasta la comunidad. "(El ejido) estaba devastado. La gente estaba con el agua hasta las rodillas. Habitantes con enfermedades parasitarias con hongos, por las condiciones en las que vivían", relató.

Cortesía
Imágenes de los escombros del kínder Albert Bruce Sabin en la comunidad de Santa Virginia en Pijijiapan, Chiapas.

Además, explicó el médico, muchos de los habitantes afectados se dedican a la pesca, por lo que con los dos fenómenos naturales además de sus viviendas perdieron sus empleos, que de por si eran modestos: 100 pesos al día para mantener en promedio a unas 5 personas.

"Percibí tristeza, bastante. Estaban desesperados porque la ayuda no llegaba. Habían pasado los de Cruz Roja pero solo les dejaron agua porque según esa era su única necesidad, pero ellos no tenían fuente de trabajo porque se dedican a la pesca y, por las condiciones climatológicas, se quedaron sin trabajo".

Cortesía
Imágenes de los daños que el sismo dejó al kínder Albert Bruce Sabin en la comunidad de Santa Virginia en Pijijiapan, Chiapas.

Las despensas se almacenaron en los salones que estaban en mejores condiciones y, luego, se fueron entregando a los habitantes de la comunidad. Platicando con los habitantes, Adrián supo que al ejido no había llegado ayuda municipal o estatal y que lo que más preocupaba a los ejidatarios era que los niños.

"Como la necesidad de los padres era que los niños entraran a la escuela, lo que decidimos hacer con el recurso que nos estaban enviando fue comprar material para reconstruir el kínder", dijo.

Las redes sociales fueron sus aliadas. De amigo en amigo y de voz en voz, la causa de la reconstrucción del kínder de la comunidad chiapaneca de Santa Virginia llegó a los oídos de Ana Carrillo hasta Frankfurt, Alemania.

La mexicana puso en el bar de su suegro en el que trabaja, en la ciudad alemana de Frankfurt, una "cajita mágica" de donaciones y se dedicó a explicarle a los alemanes la situación que vivían sus compatriotas en México tras los sismos.

Ana Carrillo
Ana Carrillo colocó una cajita de donaciones en un bar en el que trabaja en Frankfurt, Alemania.

Su primera idea fue reconstruir toda la escuela, pero la meta era muy ambiciosa: 250 mil pesos por tres aulas y la bardita, "pero lo vimos inalcanzable", dijo Adrián. Entonces establecieron una nueva meta: un salón que costaría 66 mil pesos y que reconstruirían un maestro albañil y los papás de los alumnos por grupos de cinco.

Con las donaciones de los alemanes y mexicanos, Ana Carillo y Adrián Estrada consiguieron 59 mil pesos para comprar los materiales. Este lunes, en coordinación con maestras y habitantes, comenzaron las labores de construcción del kínder con la intención de que con la pequeña aula puedan reiniciarse las clases.

Cortesía
Los ciudadanos en Alemania y CDMX contribuyeron para comprar el material con el que reconstruyen un kínder en una comunidad abandonada en Chiapas.

Cortesía
Los ciudadanos en Alemania y CDMX contribuyeron para comprar el material con el que reconstruyen un kínder en una comunidad abandonada en Chiapas.

Cortesía
Los ciudadanos en Alemania y CDMX contribuyeron para comprar el material con el que reconstruyen un kínder en una comunidad abandonada en Chiapas.

Sin recursos

En una de sus visitas al ejido, el médico Adrián Estrada habló con habitantes y maestras sobre la ausencia de ayuda por parte de las autoridades municipales y estatales.

Fue el 30 de septiembre cuando el líder del ejido, Amadeo Arreola Lorenzano, le pidió al médico grabar un mensaje en video sobre la situación en Santa Virginia y la poca ayuda que hay llegado.

También le dio una carta en la que declara que no se recibió ninguna ayuda humanitaria en la comunidad.

Cortesía

"Ejido Santa Virginia a 1 de octubre de 2017.

Con esta fecha se presentaron los ciudadanos Noé Gómez Madariaga y Adrián Estrada nos hicieron preguntas de si habíamos recibido el apoyo de un tráiler de despensas que es de la Cruz Roja. Como comisionado de mi ejido le manifiesto que nunca llegó dicho tráiler con las despensas a esta comunidad de Santa Virginia. Manifiesto que tenemos apoyo de Sedesol e iglesias evangélicas, una de ellas magisterio de San Cristobal de las Casas y el sábado 30 de septiembre llegó una camioneta de la Cruz Roja con dos toneladas y media. Si este tráiler no llega a la comunidad pedimos que se investigue. Por sus atenciones a nuestras declaraciones de los apoyos que hemos tenido les damos las gracias".

Una de las profesoras del kínder dijo al médico que las autoridades les negaron la ayuda para la reconstrucción para el jardín de niños "y que no darían ni un bloque de cemento".

Sobre el caso, el gobierno de Pijijiapan dijo al HuffPost México que los habitantes de Santa Virginia sí recibieron ayuda humanitaria por el sismo y que desconocían los dichos de pobladores citados en esta nota.

"Esa ayuda humanitaria se hizo llegar mano a mano en conjunto con las dependencias que vinieron y que consistió en víveres, despensas, agua, colchonetas, se implementaron brigadas médicas y toda la ayuda fue canalizada en coordinación con" Sedena, Semar y Protección Civil federal, dijo Mauricio Arriola, asesor del presidente municipal en entrevista.

Sobre las inundaciones, Arriola dijo que visitaron a los pobladores de la comunidad para exhortarlos a moverse a un albergue cercano, pero que "los habitantes de ese lugar no quisieron salir por temor a dejar solas su pertenencias o viviendas y que pudieran ser vulnerables a robo".

Sobre la reconstrucción, Arriola dijo que es una labor del gobierno federal y que el municipio lo que hace es sumarse a los esfuerzo y trabajar en coadyuvancia. La página del gobierno municipal publicó fotos en las que aparece el presidente municipal con la leyenda: "El día de hoy acudimos al Ejido Santa Virginia con personal de Plan Marina y la Jurisdicción VIII, con brigada médica y de servicios".

Gobierno de Pijijiapan

Recatándonos

rescatándonos

A raíz de la experiencia con la reconstrucción del kínder, Adrián Estrada y la mexicana Ana Carrillo desde Alemania decidieron formar una pequeño colectivo para seguir enviando ayuda a Puebla y otras zonas afectadas.

"Una vez que terminemos de pagar la primera etapa del kínder, vamos a seguir juntando recursos para ayudar a otras zonas, no en Pijijiapan pero que también están afectadas", dijo Adrián.

Los interesados en donar al colectivo pueden hacerlo entrando a sus redes sociales: https://www.facebook.com/rescatandonos/ y https://www.facebook.com/rescatandonos/ o en el sitio http://rescatandonos.org/.