MÉXICO

Gobierno mexicano hará “un circo” de la vaquita marina: ong

Critican apertura de santuario de conservación al turismo.

12/10/2017 12:39 PM CDT | Actualizado 12/10/2017 12:58 PM CDT
Cuartoscuro.

El anuncio del secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano, sobre el arranque del plan "Vaquita CPR", el cual consiste en la captura de vaquitas marinas para llevarlas al cautiverio dentro del Mar de Cortés para un programa de reproducción asistida no es visto con buenos ojos.

Para las organizaciones Center for Biological Diversity, Comarino, Defender of Wildlife, Greenpeace y Teyeliz se trata de un "circo" disfrazado de santuario de conservación.

Durante la inauguración del foro #TurismoEsBienestar en Rosarito, Baja California, Pacchiano señaló que el programa "Vaquita CPR" va a generar "sin duda, una demanda turística importante porque la gente va a querer conocer a la vaquita marina".

Nos causa gran preocupación que se pretenda hacer turismo de un proyecto de conservación que nadie sabe si podrá tener éxito o no. Nadie sabe si las vaquitas morirán del estrés del cautiverio y así ¿quieren abrirlo al público?. Es como abrir al turismo un hospital de cuidados intensivos. Esto solo demuestra falta de conocimiento y sensibilidad por parte de las autoridades".Juan Carlos Cantú, director de programas de Defenders of Wildlife de México.

Frente a estas declaraciones, las organizaciones consideran que "las vaquitas marinas son objeto de conservación y no de explotación turística o exhibición. Cuando hay intereses comerciales se deja de hacer conservación. Preocupa que Pacchiano, en su papel de secretario de Medio Ambiente, abogue por el desarrollo turístico y pesquero sin que haya logrado antes proteger a la especie".

Rafael Pacchiano olvida que la ineficacia del gobierno para proteger a la especie in situ, obligó a tomar la decisión desesperada del Vaquita CPR y no conforme con ello, busca ahora convertirlo en un atractivo circense que intentará lucrar con el morbo de ver a las últimas vaquitas marinas del mundo, sin pensar realmente en las alternativas de pesca sustentable que son la solución de fondo para las comunidades". Miguel Rivas campañista de Océanos de Greenpeace México.

El titular de Medio Ambiente también señaló que una vez que la vaquita marina esté en cautiverio, la pesca de totoaba podría legalizarse con base en estudios que señalan la existencia de una población mayor a la de 1940, aunque –critican las organizaciones—no mostró cifras avaladas científicamente por una publicación arbitrada.

Se expandirá un mercado de una especie en peligro de extinción sin contar con estudios verificados por expertos independientes sobre el estado que guarda su población. Además de que hay convenios internacionales que cumplir, lo cual no se hace de la noche a la mañana con decisiones unilaterales". Alejandro Olivera representante en México del Centro para la Diversidad Biológica.