UN MUNDO MEJOR

La performancera mexicana que lucha contra la gordofobia y los feminicidios

Luego de la marcha para reclamar por el feminicidio de Mara Castilla fue atacada en redes sociales. Así responde.

11/10/2017 9:42 PM CDT | Actualizado 12/10/2017 8:40 AM CDT

Cuidado: Las siguientes imágenes podrían resultarte incómodas. Estás a tiempo de cambiar de página.

RONALDO SCHEMIDT via Getty Images
Su cuerpo es su instrumento de expresión.

Su nombre es Mott Solé. Tiene 35 años. Es licenciada en artes escénicas, y cuenta con una maestría en maquillaje teatral. Desde 2009 hace performance, una disciplina que le ha ayudado a expresarse y que utiliza como un acto de protesta.

El domingo 17 de septiembre participó en la manifestación que se realizó del Zócalo a la PGR para condenar el feminicidio de Mara Castilla, la joven que fue asesinada tras abordar un taxi Cabify en Puebla.

Luego de marchar, hizo un ejercicio corporal con el que buscaba simular cadáveres de mujeres asesinadas y lanzadas a lotes baldíos.

NurPhoto via Getty Images
Desde hace varios meses inició varios proyectos en los que busca combatir la gordofobia. Está trabajando en una obra de teatro, tiene una columna en una editorial independiente, está por arrancar un programa de radio, y cada tanto realiza performances.

Antes de su presentación, mientras marchaba tomada de la mano de sus compañeras, hacía conciencia de cuántas mujeres habían sido mutiladas, violadas, estranguladas, asesinadas y tiradas en campos abiertos. Lamentó que la sociedad haya empezado a ver los feminicidios como algo cotidiano.

Fue una forma de hacer que la gente viera cómo se ve un cuerpo femenino ensangrentado y tirado en un campo. Para que la gente tome consciencia. Para que reflexione acerca de que pudo haber sido su hermana, su amiga, su pareja.Mott Solé.

Después del performance llegó a casa y se dio cuenta de que lo que para ella había sido una catarsis, para otros había sido objeto de burla.

Crearon memes burlándose de su gordura.

Facebook: Mott Solé

"Cuando me pasaron los memes, mi primera reacción fue de tristeza. La gente está más enfocada en la burla, en la doble moral y en el doble discurso machista que en el problema que estamos viviendo como sociedad. Los feminicidios. La explotación a la mujer. En lugar de reflexionar hace burla y escarnio público de algo que me parecía realmente importante concientizar", lamentó.

Su peso no sólo motivó a otras personas a generar imágenes ofensivas contra ella, también recibió mensajes en videos que se postearon en redes sociales. "Me parece que la gente no tiene idea de qué es un performance y menos de lo que es un happening".

AFP/Getty Images
"No estaba mostrando mis senos con orgullo. Estaban llenos de sangre. Estaba simulando que había sido asesinada": Mott Solé.

Mott se ha dedicado a combatir la fobia social que la gente siente por la gordura desde hace algunos meses. En su página de Facebook postea imágenes suyas y de otras mujeres en las que exige poner un "¡¡¡ALTO A LA GORDOFOBIA!!!".

Mott explica que la gordofobia se materializa como una discriminación hacia las personas por su aspecto. "No somos aceptables ni bien vistos. No somos deseables sexualmente. No somos socialmente aceptables. Nos exigen tener un estándar de belleza".

Si te aceptas como eres, te quitas muchos pesos de encima.Mott Solé.

Agrega que aunque los hombres también son víctimas de la gordofobia, no sucede en el mismo grado que con las mujeres: "Es más aceptable un hombre de 35 años con panza chelera que una mujer".

NurPhoto via Getty Images
"Me quemé, traigo ampollas en los pies, sufrí, me deshidraté por tener una causa, por hacer una lucha".

Lamentó que los seres humanos no estén contentos con su apariencia, "no somos felices con lo que tenemos, queremos tener el cuerpo perfecto porque creemos que eso nos va a ser más felices y más deseables", dijo.

"Una mujer tarda muchísimos años en aceptar su cuerpo. No acepta sus lonjas, ni sus estrías, ni sus nalgas o sus senos caídos o fláccidos. La publicidad y la mercadotecnia siempre te exigen que los levantes, los separes y los endurezcas, que seas 20 años más joven toda tu vida".

Mott explica que su gordura no tiene nada que ver con su salud: "Yo no digo que no se cuiden. Al contrario, una persona saludable es alguien que se cuida y se siente sana. Yo nunca voy a ser 90-60-90. Mi complexión es gruesa. Soy una persona normal que no se mete con los estándares médicos. Lo mío no es sobre la salud, es sobre el aspecto".

NurPhoto via Getty Images

La artista performance dijo que por su peso ha sido criticada de diferentes formas: "Se me ha dicho que soy perezosa, que no hago ejercicio, que no soy sana, que tengo cuerpo de señora de 60 años. No tiene que importarte si estoy enferma o no; soy yo, acéptame como soy", pidió.

Mott asegura que seguirá luchando contra la gordofobia con el mejor instrumento que tiene a la mano: haciendo su arte. "Contestarle a cada persona es muy cansado, prefiero no contestar y seguir adelante", finalizó.