ENTRETENIMIENTO

Así es cómo el futbol nos hace más humanos

La última jornada clasificatoria rumbo a Rusia 2018 nos enseñó mucho sobre nuestras emociones.

11/10/2017 12:56 PM CDT | Actualizado 11/10/2017 2:10 PM CDT
AFP/Getty Images
RODRIGO BUENDIA/AFP/Getty Images)

¿Qué es el fútbol?

Todo en esta vida puede empezar a explicarse desde su definición. Por eso, como siempre, acudimos a la Real Academia Española.

Futbol:

Del ingl. football.

1. m. Juego entre dos equipos de once jugadores cada uno, cuyo objetivo es hacer entrar en la portería contraria un balón que no puede ser tocado con las manos ni con los brazos, salvo por el portero en su área.

Si escarbamos un poco más, los señores que dictan -mas no hacen- el futbol (la Federación Internacional de Futbol Asociación, FIFA) aseguran que la historia del deporte más admirado del planeta comenzó en 1863 en Inglaterra. En ese entonces se separaron los caminos del "rugby-football" (rugby) y del "association football" para formar precisamente a la FIFA, el primer órgano gubernativo del deporte (nos guste o no).

La regla más elemental es que el futbol se juega con los pies. No obstante, no existe estatuto más violado por los jugadores que ése. A menos, claro, que como todos los fanáticos sospechamos: tengan el corazón en las extremidades que nos sostienen a nosotros y al mundo.

Cada cuatro años, desde el 13 de julio de 1930 en Uruguay, el mundo se prepara para las revueltas modernas que se disputan en el campo. Y así, después de 30 soles de futbol, emerge un nuevo campeón. Sin embargo, el camino está lleno de rémoras que llegan en forma de lesiones, gritos, enfrentamientos, lágrimas, expulsiones para quienes llegan al final; para aquellos que no logran siquiera iniciar un desenlace como la selección chilena o estadounidense, dejan en cada pisada la promesa de volver.

La ley de contrarios es rigurosa, para que haya un corazón hinchado de júbilo, en otro lado del mundo se hiere el de alguien más. Aun así, el fútbol siempre gana y con él, nosotros.

Este año no fue la excepción, las jornadas clasificatorias rumbo a Rusia 2018 dejaron algarabía y pesadumbre en los más de 100 guerreros que buscaron un lugar para jugar a la pelota en las tierras de Dostoievski y el vodka, y en cada uno de los chalados que seguimos el balón y a los virtuosos (y los no tanto) a donde sea.

Panamá explotó en felicidad por haber clasificado por primera vez a la fiesta grande del 'pambol'. Se encontró con las lágrimas de orgullo que todos en el fútbol buscan. "Gol de mi país", balbuceaban narradores panameños.

Panamá es de todos.

Y la felicidad por primera vez se institucionalizó.

En Egipto la gente juró haber quedado suspendidos en el tiempo mientras que con un penal se jugaban su pase al mundial.

El fútbol conoce de caprichosos del reloj y el calendario.

La gratitud en forma de sollozos.

En cambio, la cabeza busca en el piso los pases que no terminaron en gol.

La expiación y en consuelo de una nación en las mismas palabras.

Contrastes que hacen del fútbol un hervidero de emociones.

UNIVISIÓN

Getty Images
Photo by TF-Images/TF-Images via Getty Images

La fiesta apenas empieza. Nos vemos en Rusia.