ESTILO DE VIDA

Más de la mitad de las niñas en el mundo se sienten inseguras de su cuerpo

“Le pedí a mi mamá que me ayudara a perder peso”.

10/10/2017 6:30 AM CDT

Más de la mitad de las niñas (54%) no tienen alta estima corporal y se pierden de oportunidades importantes en la vida, según un nuevo reporte global.

Este estudio realizado por Dove, que se entregó en exclusiva al HuffPost UK, entrevistó a más de 5 mil niñas de entre 10-17 años de 14 países.

Sergei Kozak via Getty Images

Se descubrió que si se tiene un alto nivel de confianza en el aspecto corporal, que se refleja en la evaluación que hacen las personas de su apariencia física, el impacto perdura en la confianza, la resistencia y la satisfacción de una niña hasta que llega a la edad adulta.

En contraste, las niñas con poca confianza en el aspecto de su cuerpo tienen más probabilidades de sucumbir a las presiones de belleza y apariencia y se retirarán de las actividades que les ayudan a construir su vida como la socialización o la integración de clubes.

El valor corporal que las niñas dan a su cuerpo se hizo utilizando la escala de Mendelson, que se mide con 18 cuestionamientos.

Se les pidió a las niñas que marcaran qué tanto se identificaban con cuestiones negativas como "hay muchas cosas que cambiaría de mi aspecto si pudiera" o con cuestiones positivas como "estoy orgullosa de mi cuerpo". A todas se les dió una calificación general del "valor de su cuerpo".

El estudio muestra que casi 6 de 10 niñas de todo el mundo evitan actividades a causa de su aspecto. La cifra sube a 75% en niñas de Rusia e Indonesia.

Getty Images/iStockphoto

En comparación, 53% de las niñas de Reino Unido han evitado actividades porque se sienten mal con su apariencia mientras que las niñas japonesas son las menos afectadas con tan sólo un 22% diciendo lo mismo.

Louise, una chica de 17 años del sureste de Inglaterra, dijo al HuffPost que la ansiedad que siente por su apariencia cambia la manera en que socializa.

"Muchas veces no salgo. Siento que otras personas odiarán mi aspecto porque yo lo odio", dice.

"Digo que no puedo ir a cenar y doy excusas para no comer porque no me siento bien con mi cuerpo ese día. No quiero llamar la atención, porque no quiero que me vean porque creo que soy gorda".

Louise dijo que la imagen de la belleza unidimensional que presentan los medios contribuye a la baja autoestima de las chicas de su edad y más jóvenes.

"Mucho tiene que ver con las redes sociales y la forma en que gente como Kylie y Kendall Jenner se presentan como la "belleza" de la sociedad porque son muy delgadas", dice.

"Todas estas modelos que ves son tan delgadas que se nos mete en la cabeza, y en mi cabeza, que tengo que ser delgada porque ellas son delgadas".

Getty Images/iStockphoto

Tristemente la experiencia de Louise no es única. El reporte indica que en el mundo 5 de cada 10 niñas (55%) no convive con amigos y familia, ni participa en actividades fuera de casa, ni trata de unirse a un equipo o a un club, porque no están contentas con su aspecto.

Esta cifra aumenta significativamente a 8 de 10 (80%) para niñas con baja autoestima, pero cae a 4 de 10 (40%) en niñas tienen un buen concepto de su aspecto corporal.

La encuesta muestra que las niñas con bajo concepto de su cuerpo sienten presión adicional para obtener buenas calificaciones en la escuela, casarse y nunca equivocarse en comparación con las que tienen alta autoestima.

Abie Harris, una educadora de Girlguiding de 20 años, dice que la imagen de su cuerpo fue una gran preocupación para ella cuando era adolescente y afectó su vida escolar.

"Recuerdo que cuando tenía 10 años estaba tan preocupada por mi aspecto que quería esconderme y que cuando me cambiaron a la escuela privada le pedí a mi mamá que me ayudara a bajar de peso", dijo al HuffPost.

"En la secundaria nunca quería levantar la mano en clase por si tenía marcas de sudor y no usaba ropa que me gustaba mucho porque me quedaba muy entallada".

"Cuando lo pienso me doy cuenta de que no tenía nada malo, pero me guardaba. Ahora tengo bastante confianza en mi cuerpo pero incluso ahora tengo algunas preocupaciones".

Getty Images/iStockphoto

En su trabajo en Girlguiding, Harris ve cómo las adolescentes tienen las preocupaciones que ella tenía de niña.

"Cuando hago sesiones con grupos de niñas como educadora de Girlguiding, hablan del "mito de la imagen" y resulta espantoso que todas las niñas llegan con la misma idea y concepción. Es decir, de lo que aspiran ser, y eso es triste", dice.

Aunque las chicas ya tienen una mayor conciencia del papel de los medios en la presentación de ideales de belleza inalcanzables, este estudio indica que sólo aquellas que valoran altamente su aspecto corporal están equipadas para responder a estas presiones.

Un total de 8 de cada 10 (78%) con alta estima corporal dicen que se consideran hermosas aunque sean diferentes de lo que ven en los medios. Y del otro lados están las niñas con baja estima corporal con 1 de cada 10 (12%).

No sorprende que 7 de 10 (68%) chicas dicen que les gustaría que los medios hicieran un mejor trabajo presentando mujeres de diferentes cualidades físicas, edades, grupos étnicos, formas y tallas.

A pesar de estudios previos que sugieren que medios sociales basados en la imagen como Instagram pueden tener un impacto negativo en la salud mental de los jóvenes, el reporte Dove sugiere que las niñas pueden estar usando los medios sociales para construir confianza en su cuerpo.

Se encontró que las niñas usan las redes sociales como plataforma para expresar confianza en su individualidad, y el 51% dice que siente más confianza cuando interactúa con la personas vía internet.

Rasulovs via Getty Images

En un comentario al respecto, Jess Weiner, profesora de la Escuela Annenberg de Periodismo de la Universidad del Sur de California (USC), señaló que: "Las chicas de todo el mundo están controlando el poder de los medios sociales para democratizar la narrativa de la belleza formen o no parte de ella".

"Están formando sus propias comunidades online para hablar sobre los temas que importan más para su salud física y emocional y llenan los espacios con sus historias e imágenes diversas. Se están convirtiendo en el personaje principal de sus propias historias y no en el objeto de alguien más."

La Dra. Phillippa Diedrichs, profesora del Centro de Estudios de Apariencia de la Universidad de West England, dijo al HuffPost que no le sorprenden los descubrimientos de Dove.

"Los descubrimientos de Dove tienen el respaldo académico de que hay preocupación porque la imagen corporal está afectando las áreas clave de las vidas de las niñas. Esto incluye su salud mental y física, su vida social y su educación y aspiraciones profesionales", dice.

"No me sorprende y tengo motivos para detener esto. Existen pasos tangibles que podemos dar para enfrentar el problema y no es momento de ser complacientes".

Además de denunciar el bullying a causa de la apariencia, la Dra. Diedrichs dice que tenemos que cuidar las conversaciones que tenemos con las mujeres y niñas en relación con la apariencia física".

"Comentarios aparentemente benignos como 'te ves muy bien, ¿bajaste de peso?' o 'ese vestido te queda muy bien te hace ver flaca' puede aumentar la presión para verse de cierta forma", explica.

"A nivel comunitario, podemos preguntar a nuestras escuelas qué están haciendo para promover la confianza en el cuerpo y presentarles recursos que tengan impacto después de algunas lecciones".

Afortunadamente, el reporte también señala algunos descubrimientos positivos.

Imgorthand via Getty Images

Señala que 8 de cada 10 niñas (32%) piensan que algo de ellas es hermoso, y casi el 80% sienten más confianza en ellas mismas después de un tiempo de realizar actividades que las hacen sentirse felices consigo mismas, con sus cuerpos y su salud, como hacer ejercicio y leer.

Sophie Galvani, vicepresidenta mundial de Dove Masterbrand, señala que resulta "esperanzador" ver que las niñas se dan cuenta y que están haciendo cosas para propiciar un cambio, "pero no pueden hacerlo solas".

"Nuestros estudios demuestran que una chica de 17 años tiene más probabilidades de ser infeliz que una de 10 años", dijo en un comunicado.

"Este es un momento crucial en la vida de las chicas y se necesita apoyo y una intervención proactiva, y eso es exactamente para lo que se diseñó el Proyecto de Autoestima de Dove. Sus herramientas con base en evidencias, sus intervenciones y talleres han ayudado de manera comprobable a construir confianza en el cuerpo de las personas jóvenes, y esperan poder ayudar a la siguiente generación a alcanzar todo su potencial en la vida".

El estudio entrevistó a chicas de todo el mundo, incluyendo: India, Reino Unido, EU, Brasl, China, Japón, Turquía, Canadá, Alemania, Rusia, México, Sudáfrica, Australia e Indonesia.

Según Dove, los países se escogieron para poder representar adecuadamente la diversidad de las niñas en términos de cultura, creencias, presión social y desarrollo económico y para poder una representación justa en términos de diversidad de cultura y tradición con respecto a la belleza. La muestra se hizo considerando una amplia representación de la población de niñas de cada país en términos de edad, región y clase social.