ENTRETENIMIENTO

Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow acusan a Harvey Weinsten de acoso sexual

Las actrices contaron sus historias.

10/10/2017 4:38 PM CDT | Actualizado 10/10/2017 4:42 PM CDT
GETTY

El caso de Harvey Weinstein no parece tocar fondo, ni mucho menos. Tras las acusaciones de abusos sexuales al productor publicadas por The New York Times el jueves 5 de octubre, el martes 10 la actriz Asia Argento ha acusado a Weinstein de haberla violado en un largo reportaje publicado en The New Yorker que también recoge declaraciones de Rosanna Arquette o Mira Sorvino. Ahora, a esa larga lista de mujeres que han sufrido el acoso, se unen dos de las caras más reconocibles del mundo: las de las actrices Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow.

Jolie y Paltrow lo han contado al diario The New York Times. "Cuando Paltrow tenía 22 años", arranca el texto, "consiguió un papel que la convertiría de actriz en estrella: el productor Harvey Weinstein la contrató para el papel principal en la adaptación de Jane Austen Emma. Antes de empezar el rodaje, la citó en su suite del Hotel Península Beverly Hills para una reunión de trabajo que empezó sin sobresaltos. Acabó con el señor Weinstein toqueteándola y sugiriéndole que tendrían que ir a la habitación a hacerse unos masajes, cuenta ella misma".

Angelina Jolie vivió algo parecido cuando estaba inmersa en la promoción de la película Jugando con el corazón (1998). "Tuve una mala experiencia con Harvey Weinstein en mi juventud y, como resultado, decidí no volver a trabajar con él nunca más y advertir a otros cuando así lo hicieran", ha contado Jolie, que entonces tenía apenas 23 años. "Este comportamiento hacia las mujeres, en cualquier ámbito y en cualquier país, es inaceptable", ha contado la actriz a The New York Times en un correo electrónico.

WireImage
Angelina Jolie y su padre, el actor Jon Voight, en el estreno de 'Jugando con el corazón', el 10 de diciembre de 1998 en Beverly Hills, California.

Según el artículo, este era el procedimiento habitual del productor. "Incluso en una industria en la que el acoso está presente desde lejos, el señor Weinstein es especialmente llamativo, según las actrices y sus exempleados [...]: sus asistentes cerraban las reuniones y acordaban un encuentro en una habitación de hotel". Después venían las insistencias para masajes, tocamientos y, como en el caso de Argento, abusos con sexo oral y vaginal.

"Era una niña, había firmado [el contrato], estaba petrificada", explica Gwyneth Paltrow al diario The New York Times y sobre el hombre que "la acosó, le dio el empujón para iniciar su carrera y finalmente la ayudó a conseguir un Oscar", un premio que llegó en 1999 por Shakespeare in Love. Como explica, la actriz rechazó las intentonas del productor y se lo contó a su entonces pareja, Brad Pitt, que se peleó con Weinstein. Poco después, el productor la amenazó para que no le contara nada a nadie. "Pensé que me iba a despedir", cuenta ella.

Robin Platzer via Getty Images
Gwyneth Paltrow ante un póster de 'Emma' en el estreno de la película.

Paltrow asegura que veía a Weinstein como un mentor, que "pensaba que era el tío Harvey". Una vez que habló con Pitt del asunto, éste se acercó al productor en un estreno y le dijo que no volviera a tocar nunca más a Paltrow, como han confirmado representantes del actor a The New York Times. Al parecer, Weinstein llamó a Paltrow para discutir sobre el asunto y le gritó "durante mucho rato", por lo que ella temió perder el papel de Emma. "Fue brutal"​​, asegura la que durante un tiempo fue llamada "la primera dama de Miramax", en referencia a los papeles que hacía para la productora de Weinstein.

"Se supone que debía guardar el secreto", afirma la ahora empresaria, que con los años se ha distanciado de él. "Lo mismo era generoso y te daba todo su apoyo y te alababa como te castigaba y te hacía sentir mal", ha dicho. "Estamos en un momento en el que las mujeres han de mandar un mensaje claro de que esto ha terminado. Este modo de tratar a las mujeres acaba ahora", ha zanjado la ganadora del Oscar.

Getty Images
La actriz Gywneth Paltrow con su Oscar a la Mejor actriz protagonista por 'Shakespeare in Love' junto a Harvey Weinstein (junto a ella, a la izquierda de la imagen) y el resto del equipo de la película el 21 de marzo de 1999.

Aunque son sin duda las más conocidas, Paltrow y Jolie no son las únicas. Otras mujeres como Rosanna Arquette —"Cometes un tremendo error", le dijo Weinstein después de que él la obligara a tocarle la entrepierna y ella se apartara—, Tomi-Ann Roberts —a la que pidió desnudarse y mostrarle el pecho, y que después dejó la actuación y ahora enseña psicología y en concreto trata sobre el acoso sexual—, Judith Godrèche —con quien quedó a desayunar en el Festival de Cannes en 1996 y a la que intentó arrancar el jersey—, Dawn Dunning —a quien le dio un papel en sus tres próximas películas... si aceptaba tener sexo en un trío, algo que ella rechazó— o Katherine Kendall han hablado. Esta última ha dicho que, cuando se citó con Weinstein en su apartamento, primero todo fue "muy profesional", estuvieron tranquilos, tomando algo, y vio fotos de su mujer en la pared. "Hablamos de cine, arte y libros durante una hora. Pensé: me toma en serio". Luego Weinstein fue al baño... y volvió en bata pidiendo un masaje. "Todas lo hacen", recuerda Kendall que le dijo, citando a una famosa modelo. Cuando ella se negó, él volvió a salir de la habitación y regresó desnudo.

"Literalmente me persiguió. No me dejaba pasar para llegar a la puerta", recuerda Kendall al NYT. "Me preguntó si podía verme el pecho, por lo menos". Ella se negó y pensó que no podía creerse lo que le estaba pasando. "Sólo era una reunión de trabajo", recuerda. Aunque apareció en algunas películas, todo el episodio le quitó las ganas: "Si hay que pasar por esto, no puedo hacerlo".

Muchos recordarán el anuncio de los nominados a los Oscar de 2013, que hizo Seth MacFarlane (creador de Padre de familia) y que rememora el artículo del NYT. "Enhorabuena", anunció el cómico cuando llegó el turno de las actrices, "ustedes cinco no tendrán que fingir más que les atrae Harvey Weinstein". Y todos rieron.

Este artículo se publicó originalmente en El HuffPost