ESTILO DE VIDA

Tres consejos fáciles para ayudarte a tomar más agua

Y además te decimos cuánta necesitas tomar diariamente.

06/10/2017 6:30 AM CDT | Actualizado 06/10/2017 6:30 AM CDT

"¿Por qué es tan difícil tomar ocho vasos de agua al día, y tan fácil tomar ocho vasos de vino en una cena?"

Puede que hayas visto o no esta cita circulando por internet, pero independientemente de eso, el punto es válido. ¿Cuántas personas se empinan el vino, o la Coca Light, o el té a cubetadas, pero tienen problemas para tomar su cuota de agua?

No teman. Existen muchas formas de hacer que tomar agua sea más fácil, y ninguna de ellas tiene que ver con adquirir cantidades interminables de EVIAN. SIn embargo, antes de llegar a eso tenemos que hacer la pregunta...

courtneyk via Getty Images

¿Cuánta agua tengo que tomar?

"Mi postura es un poco diferente a la de los demás, pero creo que algunas personas se dejan llevar por la idea de que mientras más agua tomen, mejor". Sólo quiero aclarar que se puede llegar a tomar agua en exceso y que todos necesitamos diferentes cantidades de agua dependiendo de nuestra talla y de lo activo que sea cada quien", dijo la nutrióloga Fiona Tuck al HuffPost Australia.

"En realidad no existe una cantidad fija de lo que tiene que tomar una persona, pero definitivamente no se trata de tomar tres o cuatro litros, a menos de que seas una persona de talla grande y muy, muy activa".

Tuck explica que es importante tomar agua para reemplazar los fluidos que perdemos durante el día, y por tanto la cantidad de agua que tenemos que tomar dependen directamente de la cantidad que estamos perdiendo.

"Perdemos agua al sudar o al orinar, o cuando te enfermas o tienes un bicho en el estómago, necesitas tomar más líquidos de lo normal", dice. Pero en promedio la mayoría de la gente pierde 1.5 litros de agua al día".

"Se puede tomar una sobredosis de agua. Demasiada agua puede diluir la sangre y afectar el equilibrio de electrolitos. Si tomas demasiada agua también puede subir tu presión".

¿Cómo saber si estoy tomando suficiente o demasiada agua?

La respuesta es muy sencilla: se ve en el color de la pipí.

"La forma más fácil de saber si estás o no tomando suficiente agua está en el color de tu orina", dice Tuck. "TIene que ser de un color paja pálido".

"Si es oscura, quiere decir que estás deshidratado. Si es completamente blanca, tampoco es bueno porque quiere decir que está muy diluida".

siramatt1988 via Getty Images

"Quiero hacer énfasis en que en general el agua es buena. La necesitamos para una digestión sana. Por ejemplo, si alguien está estreñido, puede ser por no consumir suficiente fibra en su dieta, pero también puede ser porque no está tomando suficiente agua como para ablandar todo para que pase".

Fluidos de otras fuentes

Es importante hacer notar que el agua no es la única fuente de fluidos para tu cuerpo ( y no estamos hablando de cambiarla por Coca de vainilla).

"También obtienes fluidos de la leche y la fruta y los vegetales, e incluso de tu proceso digestivo natural", dice Tuck.

Getty Images/iStockphoto

"Es realmente interesante ver cómo en los meses más cálidos la naturaleza provee frutas con un mayor contenido de agua. Cosas como la sandía, los pepinos, la lechuga... tienen un alto contenido de agua".

"No propongo tomar agua sólo de alimentos, pero puede ser bueno comer lo que nos da la temporada"

¿Qué hacer para tomar más agua?

Si eres de esas personas que definitivamente tienen que aumentar su ingesta de agua pero se le dificulta, Tuck tiene un par de trucos bajo la manga que te pueden facilitar el proceso.

Ténla a la mano

Así como la botella de vino en la mesa de la cena, se te facilitará tomar agua si la tienes cerca.

"Ten agua en tu escritorio. Sí está allí es más probable que la tomes", dice Tuck. Yo se que si se acaba mi botella de agua y no tengo tiempo de rellenarla, me sentiré deshidratada más tarde en algún momento. Pero si está allí, puedo tomar un litro o medio, fácilmente".

Getty Images/Caiaimage

"También creo que es bueno tener un vaso de agua junto a tu cama en la noche. Cuando se que está allí y me despierto en la noche y la tomo, pero si no, me olvido de ella."

"Básicamente creo que amamos la facilidad de las cosas. Y mientras más fácil, más lo hacemos. Si sólo tienes vino a la mano pero agua no, ¿adivina que vas a tomar?

Agrégale sabor

Si no te gusta el agua simple, trata de agregarle un poco de fruta o hierbas, o haz cubos de agua de sabor.

"Cortar rebanadas de fruta de la pasión y añadírselas al agua es algo que me encanta hacer. El sabor es de agua de esta fruta", dice Tuck. "También le puedes agregar menta o una rebanada de limón o naranja".

"Así tendrás una bebida refrescante baja en calorías que es hidratante y no cuesta trabajo tomarla".

Getty Images/iStockphoto

"Otra idea es aderezar tus cubos de hielo poniendo una frambuesa o una hoja de menta en la charola del hielo. Y así serán más fáciles de usar."

"Si de plano no es suficiente, trata de diluir jugo de fruta. Si lo diluyes con agua, te ayudará a tomar más y además estarás tomando más agua que azúcar concentrada del jugo".

Adopta los tés de frutas

"Los tés herbales son una gran forma de ayudarte a tomar agua, aunque tienes que tratar de consumir demasiado té verde, ni té negro ya que tienen cafeína".

"Los tés de yerbabuena o de manzanilla son una gran forma de ayudarte a llevar agua al cuerpo que no sea simple agua para tomar".

"Y durante el verano, prepara tu té de hierbas, déjalo enfriar agrega hielo y tómalo como té helado. Puedes ser muy creativo con el agua".

Maya23K via Getty Images