ESTILO DE VIDA

Orgasmos y matrimonios duraderos 😏

No tiene que desaparecer en el instante en que lo sientes.

04/10/2017 6:30 AM CDT | Actualizado 04/10/2017 6:30 AM CDT

No solemos hablar de eso pero la mayoría de la gente asume que el sexo se desvanece al menos un poco en una relación a largo plazo.

¿Qué está mal aquí? Parece ser un mito que se perpetúa sólo porque a la mayoría de la gente no le han enseñado a cultivar una carga sexual a largo plazo.

pixelfit via Getty Images

Cuando me iba a casar, un compañero de trabajo "me dió el pésame" por lo que él consideraba el fin de mi vida sexual. Cuando insistí en que no veía señales de esto en mi relación de ya cuatro años, y de que había formas de hacer el amor que revivían el interés, una interesante secuencia de eventos empezó a darse.

Gradualmente, uno por uno, mis colegas hombres se me acercaron y después, tenía a cinco personas alrededor de mi escritorio. Todo esto me hizo dudar. No estaba segura de que "tantra para no eyacular" era un conversación que pudiera llevarse a cabo en la oficina".

Pero como insistieron, continué.

Así es que compartí con ellos algo de lo que había aprendido de los beneficios de los orgasmos implosivos (generadores de sexualidad), que los distinguían de los orgasmos explosivos (disipadores de sexualidad).

No me sorprendió que mis compañeros ingenieros nunca hubieran oído hablar de eso. Estos ingenieros habían pasado la vida buscando cosas diferentes de las que yo había estado disfrutando en mi carrera medio hippie. Pero en los meses siguientes, me di cuenta de que mi amigos alternativos también me hacían preguntas parecidas.

Y yo digo: ¡Sí! Una relación sexual saludable y a largo plazo es posible.

Lo que es más, creo que puede ser la batería de movimiento perpetuo de la familia. Lo veo como una forma de conectarte con la energía divina y sin límites, como una puerta hacia el corazón, como una puerta para sanar y aumentar tu fuerza.

Odio hablar de que se mucho de algo porque inmediatamente después de eso me doy cuenta de que soy un ejemplo de lo contrario. Y sin decir que nuestra relación sorprendente durará hasta el final de nuestras vidas (y así lo soñamos), si puedo decir que nuestra relación de cinco años es muy feliz, con mucha vida sexual y muy comprometida.

Estoy hablando de hacer el amor diariamente, de una manera hermosa, a veces dos o tres veces al día. A veces la vida se interpone y nos saltamos un día o dos. Pero cuando lo pienso, me doy cuenta de que esto es un logro único.

Creo que la enfermedad es la sexualidad moderna, refleja la enfermedad de la sociedad moderna que sólo busca "objetivos".

Buscar, conseguir, adquirir, son algunas de las palabras que con frecuencia describen nuestro comportamiento en esta sociedad capitalista. Los anuncios publicitarios nos hacen relacionar los símbolos sexuales con estos "dioses falsos" de los bienes de consumo que queremos buscar, conseguir, adquirir. Todo esto por la emoción que se va como "nube de humo" en el momento en que compramos un coche nuevo o un nuevo cepillo de dientes "sexy".

Algo así como un orgasmo común. Se desvanece como nube de humo, en cuanto lo sientes.

Yo aprendí (por las experiencias de mis maestros y por los amantes que he tenido en la vida) que existe otro tipo de orgasmo que es como un "amanecer", muy diferente del que busca un resultado, el juego de la búsqueda, "la nube de humo".

Getty Images

Un orgasmo que reaviva al ser y abre el corazón, que no nos hace querer terminar y dormir. Un orgasmo que nos posee cuando aprendemos a ansiar nuestro "final feliz".

Una manera de enseñarnos a tener orgasmos "generadores" de sexualidad es permitiéndonos sentir excitación pero haciendo una pausa antes de llegar al "punto sin retorno". Hacemos una pausa antes de "ansiar" el orgasmo (el momento en que apretamos nuestros músculos y nos dejamos caer por ese plano resbaladizo de un salvaje y explosivo clímax, que te deja vacío).

Una vez que hacemos la pausa por un minuto, podemos jugar para recargar la energía hasta volver a llegar al "punto sin retorno", y así sucesivamente. En algún momento, un tipo de orgamo más satisfactorio nos "tomará por sorpresa", sin perseguirlo.

Existen muchas técnicas que podemos aprender, para conseguir relaciones sostenibles, de largo plazo, y sexies, así es que sería bueno darle más atención a este tema.

Pasamos doce años o más de nuestras vidas estudiando álgebra, ¿qué tal si pasamos un ratito tratando de aprender cómo tener relaciones sexualmente vivas y de largo plazo?