INTERNACIONAL

Descubren nuevo monstruo acuático de la prehistoria

Lo que los científicos descubrieron de explorar este fósil.

03/10/2017 8:19 AM CDT | Actualizado 03/10/2017 8:21 AM CDT

No es el monstruo del Lago Ness, pero un equipo de la Universidad de Edimburgo descubrió una nueva especie de monstruo marino prehistórico que pobló los océanos europeos hace 163 millones de años.

El antiguo reptil - Ieldraan melkshamensis - fue apodado el "Monstruo de Melksham" en honor a la ciudad en Inglaterra, donde fue desenterrado en 1875, y ha sido almacenado en los archivos del Museo de Historia Natural desde entonces.

Pero ahora un reestudio de los fósiles (fuertemente dañados) ha planteado preguntas sobre nuestra comprensión de los primeros reptiles acuáticos, y sobre cuándo exactamente evolucionaron por primera vez.

University of Edinburgh

El doctor Steve Brusatte, dijo: "El Monstruo de Melksham pudo haber sido uno de los principales depredadores en los océanos de la Gran Bretaña Jurásica, al mismo tiempo que los dinosaurios rondaban en la tierra".

Aunque el fósil ha estado en manos humanas durante casi 150 años, fue el último estudio el que arrojó luz sobre el fósil como una especie totalmente nueva.

La nueva especie es de un animal de 10 pies de largo (3 metros) que vivía en los mares cálidos y poco profundos que cubrían gran parte de lo que ahora es Europa, con rasgos distintivos como poderosas mandíbulas y dientes grandes y serrados que le permitían alimentarse de grandes presas.

"El espécimen estaba completamente encerrado en un nódulo de roca súper duro con venas de calcita que se había formado a su alrededor durante el proceso de fosilización", dijo Mark Graham, preparador Fósil Superior del Museo de Historia Natural.

"El trabajo tomó muchas horas durante un período de semanas, y se tuvo que tener mucho cuidado para evitar dañar el cráneo y los dientes a medida que se exponían".

No sólo es un descubrimiento emocionante en sí mismo, sino que también ha cambiado lo que sabemos sobre el periodo en el que existió esta especie.

Hasta este punto se creía que la subfamilia de cocodrilos prehistóricos, a la que pertenece la especie, conocida como Geosaurini, se originó en el período Jurásico Superior (entre 152 y 157 millones de años)

Pero el último estudio de la evidencia existente sugiere que el grupo realmente surgió millones de años antes, en el Jurásico Medio.

Davide Foffa, de GeoSciences, dijo: "No es el más bonito fósil del mundo, pero el Monstruo de Melksham nos cuenta una historia muy importante sobre la evolución de estos antiguos cocodrilos y cómo se convirtieron en los depredadores de su ecosistema".