INTERNACIONAL

"Catalanes no quieren violencia: sólo no saben dialogar"

Una mexicana que reside en Barcelona cuenta su visión de lo que ocurre en la región

03/10/2017 12:42 PM CDT | Actualizado 03/10/2017 12:42 PM CDT
Reuters

Lejos de lo que pudiera aparecer en noticiarios o las mismas redes sociales, los catalanes de Barcelona no tienen ganas de pelear: simplemente no saben dialogar.

Es la visión de Aline Chapa, una mexicana que vive con su familia en Barcelona desde hace algún tiempo.

He sido testigo del ataque terrorista y ahora del referéndum, yo no veo aquí gente violenta, veo personas a las que siempre les gusta tener la razón y que siempre se les ataca por tener un idioma y modos diferentes", explicó.

Lo que el mundo vio, y que también vio Aline, fueron imágenes de policías antimotines que impidieron que los ciudadanos votaran. "La gente sólo quería votar, fueran o no separatistas, y me parece que hasta ahora nadie le ha preguntado a los catalanes qué es lo que quieren realmente, entender por qué no quieres ser españoles".

EMPICS Entertainment

Este 3 de octubre Cataluña está de huelga: los negocios no abrieron sus puertas, las escuelas suspendieron clases, la gente se quedó en sus casas o está en las calles protestando por la agresión vivida el 1 de octubre.

Aline ha visto algo que cree que difícilmente vería en México: "Aquí la gente sí cree en su gobierno (Cataluña), en sus autoridades, en buena medida porque estos sí hacen sentir a la gente que están para ellos... Los mossos (policía cataluña), los bomberos, las autoridades, sólo están defendiendo a su gente".

¿Quién tiene la razón?

El tema no resulta tan sencillo, las diferencias culturales entre catalanes y España no son sólo por idioma. "Los catalanes no se dejan, dicen las cosas como las sienten, una ofensa puede ser lo que sea, sí son muy agresivos y esta personalidad se refleja en todo lo que hacen, incluyendo la política... Si vas por la calle ves a la gente gritándose, algo que como latino o de otra región es un shock".

Aline no está a favor ni en contra del referéndum, pero no puede evitar hacer analogías: si lo que sucede en Barcelona sucediera en México, ¿sería similar? "En México, si criticaras abiertamente a alguien por hablar una lengua indígena, todos te atacarían... Acá, hasta se aplaude que se critique a quien hable catalán".

Fuera de España, muchos opinan sobre el tema como expertos: "los catalanes son como los regios (de México), que se creen superiores sólo porque generan dinero", dice una persona desde sus redes sociales. Para Aline, este tipo de comentarios no tienen punto de comparación: "yo jamás he escuchado a un catalán hablar mal de un español pero sí veo todo el tiempo que españoles se burlen de los catalanes".

El tema de independizarse de España ha estado latente en la historia del pueblo catalán. Muchas familias, como ha sucedido en infinidad de conflictos sociales de todo el mundo, están divididas por quienes están a favor o en contra: "los catalanes no se sienten españoles en buena medida porque siempre se les ha dicho que no lo son".

Ella recuerda que después de los ataques de Barcelona de septiembre pasado, por ejemplo, mucha gente decía en las calles: "¿De qué sufren, si los que murieron no eran personas? ¡Eran sólo catalanes!".

El domingo, el día del referéndum, Aline y su familia se quedaron en casa. Este martes, el día de huelga, también: no es por lo ocurrido, es que no tenemos a qué salir. "No hay violencia en las calles, la gente que está afuera está cantando, está esperando respuestas... Reitero: no son gente agresiva, sólo que impera el sentimiento de hartazgo de sentirse diferente".