MÉXICO

Héroes que no buscan aplausos: así llega la ayuda a Jolalpan, Puebla

Muchos gritan cuando ven las brigadas de ayuda que llegan a Jolalpan tras el sismo de magnitud 7.1

30/09/2017 1:40 PM CDT | Actualizado 30/09/2017 1:42 PM CDT
Elvia Cruz

"¡Ehhh... Ahí vienen!", gritan los niños al ritmo de sus brincos que se dirigen hacia las brigadas que llegan en la entrada de Jolalpan. Sus abuelas, mamás y hermanas abordan otras unidades particulares que arriban con víveres y ropa, principalmente.

"Hermanos, no están solos", "Brigada de Irapuato para Jolalpan", "Dios y nosotros estamos con ustedes", son algunos de los mensajes de aliento que se leen en las camionetas particulares que entran y salen de la cabecera municipal, o que cruzan por la carretera con dirección a otros pueblos que resultaron afectados por el sismo de magnitud 7.1 que azotó el centro del país el 19 de septiembre que, tan solo en Puebla, dejó 45 muertos y más de 12,000 viviendas fracturadas.

"Pero usted ya dio la vuelta otra vez", "solo un jugo porque traemos pocos", "solo una despensa por persona porque nos falta ir a otros lugares", se escucha una voz desde una de las unidades. Los voluntarios tratan de poner orden, pues hay algunas campesinas que piden para sus familiares que no se pudieron trasladar o que se vuelven a formar hasta tres veces.

VIDEO: El C5 difunde grabaciones del momento del sismo en CDMX

Mientras una familia que viajó casi seis horas desde la Ciudad de México a esta parte de la Mixteca de Puebla entrega bolsas de despensas, otras camionetas y combis cruzan la carretera con más apoyos pero no se detienen. Se dirigen hacia la cabecera municipal.

Tan solo en Jolalpan –según datos del gobierno local– se registraron tres muertos (dos niños y una personas de la tercera edad) y 100 casas con pérdida total. El municipio es uno de los más cercanos al epicentro del temblor.

Héroes que no buscan aplausos

Ya en la noche, en la misma entrada se detiene el dueño de la Panificadora la Estrella, proveniente de Jiutepec, Morelos, quien prefirió cerrar por unos días su negocio y salir hacia los pueblos con sus colaboradores y amigos a repartir pan.

"¿No trae una bolsita?", le preguntan las señoras. Él responde que no y deja que agarren el número de piezas que alcancen ocupar sus manos o sus mandiles. Cuando se le pregunta su nombre, prefiere no revelar. "Es poco lo que traje. Lo hago sin buscar reconocimientos", le dice a HuffPost.

Otra joven que únicamente se identificó como Rosalba, contó que la brigada estaba conformada por al menos 15 personas originarios de otros municipios de Morelos como Cuernavaca, y que el plan era visitar otras localidades.

Asciende a 358 cifra de fallecidos a nivel nacional por el #19S

Mientras el grupo de mujeres y niños acaparan la mayoría de los apoyos que arriban al municipio en la entrada, hacia el fondo, en las localidades pequeñas como Santa Ana y Las Huertas, las mujeres aseguran que quienes cuentan con vehículos son los que se han apostado sobre la carretera para acaparar la mayor cantidad de víveres.

Sin embargo, no todos los voluntarios se frenan en ese sitio, otros como Ángel Linares y Mary Carmen González entraron caminando, cargando grandes bolsas a Santa Anita, subieron lo más alto en donde se ubican las humildes viviendas para ofrecer a las familias ropa, pañales para bebés y artículos para aseo personal.

Los oriundos de la Ciudad de México habían salido desde el miércoles de la capital del país pero estuvieron dos días en Axochiapan, Morelos –en donde fue el epicentro del sismo del martes–. Para el viernes, recorrieron la Mixteca de Puebla, en una brigada de 30 personas. Todos son vecinos.

México, sin protocolo regular en las escuelas para enfrentar desastres naturales

"Todos los que nos han venido a apoyar son personas comunes como nosotros. Personas humildes que están dando todo lo que tienen", indica Juana desde una cama que colocó en el patio de su casa, en donde duerme desde el miércoles cuando quedó derrumbada su casa.

A esta pequeña población también llegó Roberto Solís, un jovem que junto con otros dos hombres viajaron con sus palas en motocicleta desde Cuautla, Morelos, dispuestos a remover escombros a cambio de nada.

'Millennials' tocan casa por casa

Un grupo de seis jóvenes suben y bajan las calles de la comunidad de Santa Ana. "¿Ya comieron? Traemos comida caliente. Bajen", dicen a los lugareños que desde lo alto del cerro observan las calles que han sido acordonadas.

-Estamos esperando que pase el gobernador (Antonio Gali Fayad) para que revise nuestras casas, todo se vino abajo. No tenemos dónde dormir, indica una anciana mientras invita conocer los daños en su hogar.

Ese viernes 23 de septiembre, el mandatario local había ido para inspeccionar personalmente las pérdidas. Sin embargo, se quedó en el centro en donde junto con algunos de los integrantes de su gabinete, improvisaron un mitin, en la que pidieron "paciencia" a las familias. Ese día no hubo condolencias de manera directa para los deudos como sí lo hizo en el municipio de Atzala el miércoles, en donde perdieron la vida 12 personas, aunque solo 11 fueron enterrados en ese lugar, ya que el otro era oriundo de Chiautla de Tapia.

Juchitán y el Istmo, la olvidada región que quedó devastada tras los terremotos

Otra brigada de estudiantes de Enfermería de la Universidad Veracruzana recorren las veredas ofrecen revisar la presión arterial. Preguntan si aún hay personas lesionadas. Ofrecen ayuda, pero los heridos ya habían sido atendidos por otros médicos en el albergue que se improvisó en el auditorio municipal.

Tanto Kevin Gibrán, Valeria, María de Lourdes como otros nueve de sus compañeros de carrera, pidieron el apoyo de su institución educativa para ser trasladados a la Mixteca de Puebla, en donde llegaron a partir del jueves.

"Andamos tocando casa por casa, trajimos un poco de medicamento para donar a la clínica", señala Valeria, quien asegura que haber viajado más de seis horas vale la pena cuando recibes un "gracias".

Aunque en redes sociales se denunció que hay comunidades de Chiautla de Tapia como San José El Platanar en donde no ha llegado apoyo, no en otras partes de la Mixteca como Tehuitzingo e Ixcamilpa de Guerrero, el gobierno estatal ha asegurado que los 112 municipios que han sido declarados en emergencia, han recibido atención.