CONTENIDO PATROCINADO

3 razones por las que los sustitutos de azúcar son excelentes aliados para mantener una alimentación equilibrada

29/09/2017 1:57 PM CDT | Actualizado 29/09/2017 3:03 PM CDT
BigRedCurlyGuy

Crecí escuchando muchos comentarios sin fundamento sobre consumir sustitutos de azúcar. Me los repitieron una y otra vez, hasta que me di a la tarea de comprobar por mí misma, investigando y preguntado a especialistas.

Mi curiosidad por estos ingredientes fue creciendo, al igual que mi precaución por cerciorarme de los beneficios que podrían brindar a mi cuerpo. Y así fue, no sólo no hacen daño, estos resultan ser una opción alternativa si te gusta el sabor dulce pero quieres mantener una dieta balanceada.

Los sustitutos se crearon para endulzar alimentos y bebidas con un contenido mínimo de calorías, y cada uno de ellos es sometido a diversos procesos que comprueban que su consumo frecuente sea seguro. En la actualidad, cuentan con 30 años en el mercado que respaldan su seguridad, además de tener la aprobación de autoridades globales como el Comité Conjunto de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA, por sus siglas en inglés), de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y en México, por la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), entidad de la Secretaría de Salud.

Olvida esos mitos que te han detenido, te comparto tres razones por las que son importantes aliados para mantener una alimentación balanceada:

Razón 1

Son una opción para pacientes con diabetes, quienes pueden integrarlos a su alimentación como una alternativa de endulzante. En este caso, siempre se debe acompañar su consumo de la supervisión de un especialista.

Razón 2

Los sustitutos de azúcar no afectan el apetito, ni presentan efectos secundarios sobre el metabolismo por sí mismos. Como parte de una alimentación balanceada, es importante considerar la correcta combinación de los sustitutos con otros alimentos para reducir la cantidad de calorías consumidas durante el día.

Razón 3

Los sustitutos son una opción segura para toda la población, incluso en el embarazo (excepto la sacarina durante esta etapa) y la infancia, periodos en los que la exigencia de energía es elevada. Siempre es recomendable consultar a un especialista para conocer la mejor manera de incorporarlos en una alimentación balanceada.

¿Lo mejor? Las tendencias que buscan un estilo de vida más saludable han obligado a la industria alimentaria a expandir sus portafolios. Es por eso que en la actualidad encontramos en la mayoría de los productos distintas opciones bajas o sin calorías en distintos alimentos o bebidas.

Así, los consumidores finales hoy en día contamos con más opciones para elegir un producto que se adecue a nuestras necesidades y estilo de vida.