NEGOCIOS

Las 3 cosas que los conductores de Uber más odian de los pasajeros

Tener menor o mayor calificación en la plataforma de Uber se traduce en beneficios y sanciones.

28/09/2017 1:29 PM CDT | Actualizado 28/09/2017 1:32 PM CDT
Getty Images
.

Al final de cada viaje que has hecho en Uber le diste al conductor una calificación en el ranking de estrellas que van de una a cinco, pero así como tu das y quitas puntos las personas detrás del volante también pueden reprobarte.

Tener menor o mayor calificación en la plataforma de Uber se traduce en beneficios o hasta una llamada de atención, para conductores como pasajeros.

La compañía asigna una calificación a los conductores a partir de un promedio entre el número de estrellas que reciben y los viajes que ha hecho. También considera los comentarios que los pasajeros envían sobre el servicio.

Cuando el promedio de los conductores es menor a 4.7, desde la plataforma mandan a los conductores una sugerencia para que modifique aquellas conductas que molestan a los pasajeros. Si la calificación sigue bajando, la empresa podría expulsarlos de la plataforma, dijo Saulo Passos, director de comunicación de Uber.

Eso en el caso de conductas molestas, pero en aquellas situaciones en que hay situaciones más graves como agresiones o un comportamiento inadecuado, Uber investiga el caso del conductor y puede decidir a partir de esa evidencia expulsarlo, explicó el directivo en una conferencia con medios latinoamericanos en Nueva York.

Pero también desde la perspectiva de los pasajeros hay una calificación de por medio. Si la calificación es elevada, las personas que usan Uber para transportarse pueden tener acceso al servicio "Premium" que conecta a los conductores y usuarios mejor calificados. Aunque esta opción está disponible solo en Estados Unidos.

Y, ¿cómo califica un conductor a su pasajero? Por la forma en que se comporta dentro del vehículo. Estas son las tres conductas que a los choferes de Uber realmente les molesta de los usuarios, según información de la plataforma de transporte.

Ahorita se volvió 10 min después

Getty Images/iStockphoto
.

Si pediste un servicio, el auto llega pero aún te faltaba lavarte los dientes, encontrar las llaves, preparar tu café para ir a la oficina y te tardaste 10 minutos en salir de tu casa, el conductor seguramente no estará nada contento.

Una de las razones por los que los conductores califican mal a sus pasajeros es porque no salió a tiempo para subirse al vehículo. En estos casos, Uber está experimentando en Estados Unidos con un sistema con el que el viaje comienza a correr después de dos minutos en que el conductor llegó al destino señalado.

Bob, un veterano de guerra que ahora conduce un Uber en Pittsburgh, dice sobre esta nueva característica que es una buena manera "de apreciar el tiempo del otro".

Y como sabemos, los mexicanos entendemos con un significado muy diferente la palabra "ahorita", que bien podría traducirse en un estaré listo después de lavarme los dientes, encontrar las llaves y prepararme el café.

Un basurero móvil

s-c-s
.

Algunos pasajeros aprovechan el tiempo de sus viajes para comer algo. Pensemos en un ejecutivo que va de una reunión a otra por toda la Ciudad de México. Comer en el trayecto suena como una buena opción para el que no tiene mucho tiempo para sentarse en una mesa, pero bajarte del vehículo sin la basura que generaste, es algo que realmente molesta a los conductores.

Después de que tú te bajas, el conductor realiza más viajes con otros pasajeros que esperan subirse a un vehículo limpio y sin olores desagradables. Dejar basura atrás obliga a los conductores a detenerse y limpiar, en el mejor de los casos, o quizá pueda restarle puntos con otros pasajeros.

Romper la ley

Srdjanns74 via Getty Images
.

Entre los pasajeros y conductores puede haber una charla cordial. A algunos les gusta platicar y a otros no, pero durante los viajes siempre se intercambian al menos algunas palabras como "buenos días" o "gracias" o "quiere que prenda el aire acondicionado".

También hay algunos pasajeros que piden a sus conductores ir un poco más rápido porque van tarde a una reunión o, al contrario, un poco más lento porque sienten que es mejor viajar a velocidad moderada. Lo que no les gusta nada a los choferes de Uber es que les pidan romper las reglas y leyes.

"Pásese el alto", "dese vuelta en sentido contrario, nada más es una calle", "me voy a tomar esta cerveza mientras llegamos", son frases que los conductores detestan.

Y las detestan porque están obligados a cumplir la ley, por lo que estas peticiones, al final, terminan afectándolos directamente y no al pasajero. Por ejemplo, la foto multa por ir rápido en el periférico le llegará al conductor.