ESTILO DE VIDA

La razón por la que no debes decir "perdón”

No tiene el efecto deseado.

27/09/2017 8:59 AM CDT | Actualizado 27/09/2017 9:19 AM CDT

Estudios recientes señalan que cuando le fallas a alguien, lo mejor es que te guardes la disculpa.

Un estudio que se publicó el mes pasado en la revista de Frontiers in Psychology descubrió que el rechazo puede ser menos doloroso si no usa la palabra "perdón".

Getty Images/iStockphoto

Aunque suena ilógico, la palabra puede hacer que la persona a la que se ofrece la disculpa se sienta obligada a aceptarla, lo que la haría sentir peor si sus sentimientos no son acordes, explican los autores del estudio.

Los investigadores examinaron a más de mil personas que participaron en diversos escenarios sociales. En primer lugar, se pidió a los voluntarios describir lo que consideraban una buena forma de rechazar una solicitud hipotética. Por ejemplo, el cómo dirían 'no' a una cita o 'no' a vivir con un compañero de cuarto nuevamente. Cerca del 39% de los participantes incluyeron una disculpa en sus respuestas.

Después de eso, los investigadores voltearon las situaciones de las respuestas negativas para los participantes. Pidieron a los voluntarios describir lo que sentían después de leer una carta de rechazo. Aquellos que recibían una disculpa en sus cartas decían sentirse mejor que aquellos que sólo recibieron el rechazo.

Otro experimento midió la forma en la que una disculpa tras un rechazo afectaba el comportamiento de la gente. Los autores del estudio dijeron a los participantes que los habían rechazado de un grupo de prueba para una salsa picante. Algunos de los participantes recibieron cartas de rechazo que incluía una disculpa por excluirlo de la actividad, y otros participantes recibieron la carta sin la disculpa.

Los participantes rechazados tenían que decidir cuánta salsa picante tenía que probar el grupo. También se les dijo que el grupo sentía aversión por la comida condimentada. Los que recibieron una disculpa en la carta de rechazo eran más propensos a actuar por "venganza" y a darle entonces más salsa picante al grupo aún cuando se les había explicado que el grupo odiaba la comida condimentada.

Finalmente, en el último experimento, los investigadores estudiaron la forma en la que el rechazo con disculpas afectaba el perdón. Los participantes veían videos con escenas de rechazo. En algunas se ofrecían disculpas, en otras no. Los participantes que veían una escena de rechazo con disculpa se sentían más obligados a perdonar a la persona que decía "no", aunque no quisieran hacerlo.

Obviamente, estos resultados no pueden aplicarse en todos los casos. Hay veces en las que se necesita una disculpa auténtica. Estudios adicionales tienen que hacerse para ver cómo se siente el rechazador y cómo esto puede afectar relaciones más complejas.

DIcho esto, el estudio subraya que las buenas intenciones pueden tener consecuencias negativas. Aunque una disculpa puede ser bien intencionada, también puede (tal vez sin saberlo) servir para manipular, según la autora del estudio Gili Freedman.

"Si tu motivación es sentirte mejor sobre ti mismo, tal vez quieras ofrecer una disculpa", dice Freedman, investigadora de postdoctorado del Dartmouth College, dijeron a Real Simple. "Pero si en verdad te preocupan los sentimientos de otras personas, tienes que saber que ofrecer una disculpa no siempre sirve de mucho y puede hacer sentir peor a la otra persona.