INTERNACIONAL

Ex primera ministra de Tailandia juzgada a 5 años de prisión por negligencia

Yingluck Shinawatra fue condenada por su actuación en un programa de ayudas al arroz que causó pérdidas millonarias.

27/09/2017 6:19 AM CDT | Actualizado 27/09/2017 6:21 AM CDT
Athit Perawongmetha / Reuters

La ex primera ministra tailandesa Yingluck Shinawatra, quien no se encuentra en el país, fue condenada el miércoles a 5 años de prisión por negligencia en un programa de ayudas al arroz que causó pérdidas millonarias durante su mandato (2011-2014).

La sentencia que condena a Yingluck, que se encuentra en el exilio desde finales de agosto, fue pronunciada unánimemente por los nueve jueces del Tribunal Supremo, quienes anunciaron que emitirán una orden de arresto contra la exmandataria.

Los jueces consideraron que la ex primera ministra es culpable de fallar en la supervisión del plan de ayudas al arroz que, según la comisión anticorrupción, causó pérdidas por 600,000 millones de baht (unos 18,300 millones de dólares) de pérdidas.

Yingluck, quien ha mantenido su inocencia desde el comienzo del juicio, se excusó de los cargos argumentando motivaciones políticas por parte de la junta militar que gobierna Tailandia desde 2014.

Según fuentes de la familia, Yingluck huyó a Dubai, donde se encuentra también exiliado su hermano y asimismo ex primer ministro, Thaksin Shinawatra.

Golpe de Estado

La antigua jefa de Gobierno fue destituida tras una polémica sentencia del Tribunal Constitucional que la acusó de abuso de poder por influir en el relevo de un alto cargo, pocos días antes de que el Ejército tomara el poder en un golpe de Estado el 22 mayo de 2014.

Yingluck llegó al Gobierno en 2011 tras ganar con mayoría absoluta al frente del Pheu Thai, uno de los partidos creados por su hermano, que también fue depuesto por un golpe de estado en 2006 y condenado en 2008 a dos años de cárcel en rebeldía por abuso de poder.

Las plataformas políticas ligadas a Thaksin han ganado todos los comicios en Tailandia desde 2001 gracias al apoyo de la clase rural del noreste y a pesar de la oposición de gran parte de la clase media y las élites cercanas a la monarquía y el Ejército.

Con información de Efe.