UN MUNDO MEJOR

Después del sismo, en México todos nos convertimos en héroes

El proyecto fotográfico de Eduardo Feldman celebra el trabajo de las personas que salieron a las calles a ayudar.

27/09/2017 5:21 PM CDT | Actualizado 27/09/2017 5:51 PM CDT

Facebook / Eduardo Feldman

Una niñita iba caminando por la colonia Roma junto con sus padres. Iba abrazando a todos los que veía con uniforme. Estaba repartiendo amor. Les decía que muchas gracias por todo. Después de que los abrazaba, ellos se quedaban con una sonrisa. "Me vio tomando fotos, con mi chalequito y pantalón y también me tocó mi abrazo. Yo iba muy decaído, con el corazón partido, y me curó el alma. Fue medicina para el alma ver a esa niña", cuenta el fotógrafo Eduardo Feldman, autor de la serie #HéroesSinNombre.

#HéroesSinNombre nace de la necesidad de Eduardo de documentar lo que ocurrió tras el sismo del martes 19 de septiembre de 2017. Después de que el día del temblor se dedicó a armar despensas y el miércoles ayudó a levantar un albergue, finalmente el jueves tomó su cámara fotográfica y salió a hacer fotos.

Cuando estaba haciendo las despensas todo mundo llegaba con botellas, aceite y azúcar; todo mundo quería ayudar. Cuando vine a la zona de desastre el ambiente era otro: Gente preparándose para la guerra, con cascos, chalecos y botas.Eduardo Feldman

Decidió que no quería documentar la tragedia ni el dolor, sino el heroísmo, a la gente ayudando.

#FuerzaMexico #HeroesSinNombre Fotografía por: Eduardo Feldman Aquí su álbum con en resto de las fotos https://m.facebook.com/media/set/?set=a.1662396420460240.1073741837.217032968329933&type=1&l=e47cf9e65c

Una publicación compartida por gil valle (@gvalleg) el

Eduardo Feldman es un fotógrafo autodidacta, fundador de Fotopaseos, una agencia que se dedica a organizar viajes con un punto de vista fotográfico. También es colaborador de Natgeo Latam; una de sus fotografías ocupó la portada de enero-febrero en Traveler, y otra en junio. Del mismo modo, colabora quincenalmente en el programa de radio Imágenes del turismo.

Eduardo sabe que su responsabilidad como fotógrafo lo obliga a documentar, pero "cuando pasó esto tenía muy claro que quería ayudar". Una vez que se ocupó de lo que debía ocuparse —el albergue que levantó era una bodega vacía y en la noche ya había 12 personas durmiendo ahí— salió a hacer fotos a las colonias Roma y Condesa.

"Me puse un filtro de no tristeza. No quería fotografiar tragedia sino heroísmo; gente que estaba haciendo labor de recolección de escombros, de rescatar vidas", cuenta el fotógrafo.

Facebook / Eduardo Feldman

El fotógrafo explica que el sábado terminó mucho más decaído que el jueves: "Cerca de la zona de derrumbes, empezaba a escuchar hablar sobre cuerpos y no sobre personas. Me tocó ver a unos rescatistas que se preparaban para entrar, el jueves hablaban de personas y el sábado explicaban que suponían que los cuerpos estaban ahí. Eso me puso la piel chinita", dice.

A Eduardo le sorprendió que 48 horas antes del temblor todos estábamos haciendo nuestra vida "y de repente ves gente montada en escombros, salvando vidas".

Mis fotografías son el legado que quiero dejarle a mi país, que se acuerden de que en 24, 48 y 72 horas la gente dejó su vida y se arriesgó para salvar a otros.Eduardo Feldman.

Relata que le impresionó la ayuda. Fueron las ganas y la fuerza de las personas las que le ayudaron a marcar la línea de sus fotos.​​ Y es precisamente eso lo que quiere que sus fotos muestren: "que la gente vea que así somos".

El fotógrafo explica en la publicación de Facebook donde dio a conocer el proyecto #HéroesSinNombre que le encantaría que quienes salen en las imágenes se encuentren "y se sientan orgullosos de que su trabajo no ha pasado desapercibido". Eso y motivar a más personas a salir a las calles a ayudar.

Aquí puedes conocer el trabajo de Eduardo Feldman. Y en su Instagram puedes ver su trabajo como fotógrafo de viajes.

Facebook / Eduardo Feldman
Aunque sabe que la euforia se va a acabar, cree que no se va a acabar. Va a haber quienes sigan con el sentimiento de responsabilidad, haciendo su historia de superhéroes, pero de manera más controlada y a menor escala.
Facebook / Eduardo Feldman
La esposa del señor con la mano levantada me contactó diciéndome que llevaba cinco días sin saber de él. Me dijo que guardaría la fotografía para siempre porque por estar capacitándose, él se había perdido grandes momentos con la familia. 

Facebook / Eduardo Feldman
'No tengo a gente sufriendo; sí las vi, pero no las fotografié", Eduardo Feldman.

Facebook / Eduardo Feldman
A Eduardo le enorgullece la reacción de los mexicanos, sobre todo por el hecho de que nadie se lo esperaba.

Facebook / Eduardo Feldman
La oficina de Eduardo está ubicada en la calle de Valladolid. Desde su ventana veía el edificio de Álvaro Obregón 286. 

Facebook / Eduardo Feldman
El ojo del fotógrafo buscó el ángulo bonito.
Facebook / Eduardo Feldman

Facebook / Eduardo Feldman
Facebook / Eduardo Feldman
Facebook / Eduardo Feldman

Facebook / Eduardo Feldman
El fotógrafo cuenta que lo han buscado mucho por mensaje privado, agradeciéndole y pidiéndole permiso de tomar las fotos. 
Facebook / Eduardo Feldman
Facebook / Eduardo Feldman
Facebook / Eduardo Feldman
Facebook / Eduardo Feldman
Facebook / Eduardo Feldman
Facebook / Eduardo Feldman
Facebook / Eduardo Feldman
Facebook / Eduardo Feldman
Facebook / Eduardo Feldman

Facebook / Eduardo Feldman