INTERNACIONAL

Entre reclamos Trump anuncia que visitará Puerto Rico, devastado por María

En medio de fuertes críticas por no atender a la brevedad la crisis en la isla, el presidente estadounidense confirmó su visita.

26/09/2017 2:10 PM CDT | Actualizado 26/09/2017 2:13 PM CDT
Jonathan Ernst / Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que viajará a Puerto Rico el próximo martes, en medio de críticas sobre la demora de su gobierno en atender las necesidades de la isla, arrasada por el huracán María.

"Puerto Rico está con problemas tremendos con inundaciones y derrumbes, y estamos buscando gente", dijo Trump y aseguró que visitará Puerto Rico el martes.

"Puerto Rico es muy importante para mí. Soy de Nueva York de forma que conozco muchos puertorriqueños. Son gente excepcional", dijo el presidente estadounidense sobre la isla que forma parte de Estados Unidos, aunque con un sistema de autogobierno.

El lunes, ya en medio de fuertes críticas de la prensa por la demora en atender la catástrofe en Puerto Rico y enfocarse en su lugar en boicotear los partidos de la NFL, Trump recurrió a Twitter para tratar el asunto.

"Texas y Florida están reaccionando bien, pero Puerto Rico, que ya estaba sufriendo de una infraestructura insuficiente y una gigantesca deuda, está en graves problemas...".


Trump hizo mención a la antigua y descuidada red eléctrica que fue devastada. "Gran parte de la isla (está) destruida, con miles de millones de dólares de deuda con Wall Street y los bancos que, tristemente, deben hacerse frente", dijo Trump en Twitter.

"La comida, el agua y las medicinas son las principales prioridades y se está haciendo bien", aseguró.

En medio de las críticas a su administración, este martes confirmó que visitará Puerto Rico el próximo 3 de octubre.

El paso del huracán María

El huracán Irma ya había golpeado severamente a Puerto Rico, pero María, que golpeó a la isla el miércoles, tuvo un impacto devastador, dejando 13 muertos y miles de personas afectadas por inundaciones.

Los 3.4 millones de habitantes se enfrentan a una escasez de víveres y combustible, cortes de energía y una red de telecomunicaciones casi enteramente destruida.

Con información de AFP.