MÉXICO

Las ilegalidades que terminaron en la tragedia del colegio Enrique Rébsamen

De acuerdo con un reporte de Televisa, la escuela en la que murieron 19 niños operaba irregularmente

25/09/2017 10:22 AM CDT | Actualizado 25/09/2017 10:51 AM CDT
Jose Luis Gonzalez / Reuters

En el colegio Enrique Rébsamen murieron 19 niños tras el colapso de uno de sus edificios por el sismo del martes pasado.

El hecho, junto con la búsqueda de una niña inexistente que atrajo una amplia cobertura mediática, ha revelado las irregularidades en las que funcionaba la escuela.

El inmueble funcionaba como escuela a pesar de que su uso de suelo era habitacional, informó la cadena Televisa, citando información del Instituto de Verificación Administrativa (INVEA) de la capital mexicana.

De acuerdo con el reporte, el INVEA realizó una verificación y notificó de la irregularidad, por lo que los propietarios del colegio presentaron un certificado de derechos adquiridos, que resultó era falso.

El INVEA presentó una denuncia penal contra el colegio por falsificación de documentos. Sin embargo, no quedó claro en qué momento se dio esta denuncia y cómo fue que el colegio siguió operando a pesar de ser investigado.

Daniel Becerril / Reuters

Durante su construcción, el colegio enfrentó al menos tres clausura por presuntas irregularidades: una por exceder la altura permitida, además de la construcción de dos casas –presuntamente propiedad de los dueños de la escuela– arriba de los edificios que se derrumbaron, reportó el diario Reforma.

Este domingo, el titular de la SEP, Aurelio Nuño, dijo que no competía a la dependencia que dirige verificar el uso de suelo y seguridad de las escuelas, sino al gobierno de Ciudad de México.

"Todos los requerimientos que pide la SEP para operar se los da la autoridad local, porque la SEP no tiene el peritaje... ni tampoco el uso del suelo", dijo Nuño.

"Nosotros estamos obligados por ley a que las autoridades locales son los que definen los usos de suelo, son los que definen los temas de seguridad de la construcción y que nos den los documentos avalados por ellos y, si eso existe, nosotros permitimos la operación en escuela en términos educativos", explicó.

Google Street View

La acusación en Facebook

Un día después del sismo de magnitud 7.1, un vecino del colegio, identificado como Francisco Fontano, publicó en Facebook:

"Era un colegio ilegal. Construido a escondidas violando sellos de clausura. Su secundaria operó tres años con sellos de clausura hasta que quien sabe a quien sobornaron para legalizarlo. La secundaria tenía un patio de tamaño ridículo, sin área de seguridad. Las columnas que lo levantaban invadían parte de las escaleras

"En una emergencia, la única salida era llevar a los niños a la primaria. Para hacer esto, el único camino era el edificio administrativo. El que colapsó".