INTERNACIONAL

Guía para entender las elecciones alemanas de este domingo

El domingo 24 de septiembre los alemanes escogen a sus próximos representantes en el 'Bundestag', la cámara baja del Parlamento alemán.

24/09/2017 10:58 AM CDT | Actualizado 24/09/2017 11:01 AM CDT
Kai Pfaffenbach / Reuters

Actualmente la Unión Europea y el mundo se enfrentan a grandes cambios y retos. Prueba de ello son el triunfo del brexit, la crisis de refugiados ocasionada en gran medida por la guerra en Siria, el triunfo de Donald Trump, así como, las recientes elecciones en Europa, que tanto en Holanda y Francia se ha visto el poder que pueden llegar a tener los distintos partidos ultraderechistas, nacionalistas y xenófobos en todo el mundo. Ante este panorama, el domingo 24 de septiembre los alemanes están llamados a las urnas para escoger a sus próximos representantes en el Bundestag, la cámara baja del Parlamento alemán. Sin duda, las elecciones de Alemania resultan interesantes al mundo entero, debido al protagonismo de este país en la economía y en la política internacional.

El sistema electoral alemán es diferente al sistema mexicano, estadounidense o británico. Aquí te explicamos cómo funciona, los posibles resultados, así como las implicaciones para México.

Elección del Bundestag

El Parlamento alemán cuenta con al menos 598 diputados y utiliza un sistema de representación mixta, pues combina dos sistemas de voto. Es decir, los ciudadanos alemanes reciben una papeleta en la que tienen que emitir dos votos. El primero, es destinado a un candidato específico quien es elegido de manera directa, el candidato con más votos obtiene un escaño en el Bundestag. Los diputados escogidos por medio del primer voto, obtendrán la mitad de los asientos en el Parlamento (299).

En el segundo voto, los ciudadanos alemanes escogen un partido político, este puede ser el mismo o no al del candidato elegido en el primer voto. El resto de los asientos en el Parlamento son asignados de manera proporcional a los votos recibidos por cada partido. Los escaños serán ocupados por aquellos candidatos propuestas en las listas previamente definidas. Los partidos que no hayan logrado el 5% de los votos o al menos 3 escaños, quedarán fuera del Parlamento.

Angela Merkel se compromete a apoyar a la oposición venezolana

Puede existir el caso en el que los partidos logren más candidatos directos (primer voto) que escaños proporcionales (segundo voto). Cuando a un partido le sucede esto, recibe más escaños y el resto de los partidos recibe escaños de equivalencia. Esto para evitar que un problema de sobrerepresentación y mantener la relación de fuerzas. Es por eso que a veces el número de asientos en el Bundestag puede variar.

Después, son los diputados electos los que escogen el nuevo gobierno y por lo tanto, al nuevo canciller. Para formar gobierno, es necesario lograr una mayoría absoluta de los votos de los diputados. En general lo que sucede es que el partido con mayor número de diputados negocia con los otros partidos para formar una coalición y poder obtener la mayoría absoluta. Una vez formada la coalición, los partidos negocian los cargos en el gobierno: canciller, ministros y secretarios de Estado.

Fabrizio Bensch / Reuters
Imagen del Parlamento alemán en Berlín durante la discusión del matrimonio igualitario, el 30 de junio de 2017.

Hoy las encuestas pronostican un triunfo de la Unión Cristiano Demócrata (CDU), encabezado por la actual canciller, Angela Merkel, con una intención del voto de 37%. Merkel estaría entrando a su cuarto mandato consecutivo y sería la única junto con Helmut Kohl en dirigir el país por 16 años después de la Segunda Guerra Mundial. El principal rival de la canciller Merkel es Martin Schulz, quien fue presidente del Parlamento Europeo. Él es el candidato del Partido Socialdemócrata de Alemania (SDP) y se pronostica que obtenga aproximadamente el 22% de los votos. Las encuestas ponen en tercer lugar al partido de ultraderecha Alternativa para Alemania (AfD) con 10% de intención de votos. Esta sería la primera vez , en 60 años, que este partido tenga representación en el Parlamento alemán. Las fuerzas menores son la Izquierda con 9% de votos, el Partido Democrático Libre (FDP) también con 9%, y los Verdes con 8%.

Los medios alemanes consideran que estas son las elecciones más aburridas en la historia de Alemania. Esto se debe a la poca diferenciación que hay entre los dos principales partidos políticos, pues llevan gobernando por 4 años en la llamada Gröβe Koalition (CDU/CSU y SPD). También se critica que durante el único debate televisado entre los dos principales candidatos, Merkel y Schulz, se habló más de temas de política exterior que de asuntes que afecten directamente a los alemanes.

Handout . / Reuters
Debate televisado el 3 de septiembre en Alemania. En la imagen, Angela Merkel y Martin Schulz.

Uno de los grandes temas es el de la inmigración. La Canciller Mekel ha sido muy criticada por su política de abrir las fronteras para permitir la entrada de refugiados sirios. Algunos incluso esperaban que esta política le restara apoyo para las elecciones de 2017, e incluso hay quienes argumentan que esta decisión dio lugar a que la ultraderecha alemana ganara fuerza en el país.

Otro tema importante, es el futuro de la integración europea. Después del triunfo del brexit, los políticos alemanes han liderado los debates en este tema. Aunque la mayoría de los partidos alemanes, excepto el AfD, se encuentran a favor de la Unión Europea, todos tienen distintas posturas sobre el grado y el ritmo para lograr dicha integración.

La importancia de Alemania para México

En el caso de México, el futuro de Alemania es relevante, pues ambos sostienen una fuerte relación comercial y ambos son miembros del G-20. Acaba de concluir el año dual México-Alemania y fuimos testigos de la ya existente concordancia entre ambos países en temas como la migración, cambio climático, apertura económica, lucha en contra de la proliferación nuclear, entre otros. Además, se cuenta con acuerdos bilaterales en educación y protección a periodistas. Los candidatos saben que la relación con México es importante, incluso en el debate del 3 de septiembre Schultz mencionó que para hacer frente a los actuales retos globales en la era Trump es necesario el diálogo con las democracias europeas, con Canadá y con México.