MÉXICO

Graco sugiere que acusaciones en su contra por víveres buscan desviar la atención del caso Frida Sofía

Mientras la Fepade investiga al gobernador de Morelos por presuntamente retener víveres para damnificados, Graco Ramírez dijo que hay "interés de un sector que quiere generar un tema y cambiar la agenda".

24/09/2017 5:49 PM CDT | Actualizado 24/09/2017 5:57 PM CDT
Youtube/ Univisión

Una crisis política se le vino encima al gobernador de Morelos, Graco Ramírez, ante múltiples acusaciones de que en su administración se retuvieron víveres destinados a los damnificados por los sismos, en las oficinas del DIF estatal.

Una situación que comenzó a escalar en los días posteriores al terremoto del 19 de septiembre que devastó la Ciudad de México y Jojutla, luego de diversas denuncias en redes sociales en las que se señala que la esposa del gobernador y titular del DIF, Elena Cepeda, dio órdenes de confiscar los apoyos para retenerlos en poder del gobierno.

El caso provocó que un grupo de personas, algunos de ellos de la agrupación Sociedad Civil Organizada Morelense, acudió a las bodegas del DIF para llevarse los víveres. Una situación que el gobierno calificó como un robo, mientras que algunos ciudadanos consideraron que en realidad se trató de "un acto de buena fe".

En este sentido, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) inició una investigacion en contra del gobernador de Morelos, Graco Ramírez, por la presunta retención de ayuda social destinada a los damnificados de los sismos, informó la dependencia en un comunicado.

Santiago Nieto, titular de la Fepade, hizo un llamado a los políticos para no lucrar políticamente con el apoyo para los sectores más vulnerables en momentos de crisis, aunque no mencionó explícitamente al gobernador morelense.

Sin embargo, el gobernador morelense descartó que su administración esté reteniendo apoyos e incluso consideró que las acusaciónes se tratan de "una campaña de odio" y que no se han desviado ningún tipo de apoyo al DIF estatal.

Graco aseguró que ha solicitado pruebas de las retenciones que hasta el momento no se han presentado, aseguró en entrevista con Univisión. Pero lo más interesante de dicha entrevista, es la manera en que Graco Ramírez insinuó que la supuesta campaña en su contra podría tener como objetivo generar una cortina de humo por el caso de la niña Frida Sofía que no existió y trató de ser rescatada durante dos días por la Marina y el gobierno federal en la Ciudad de México.

"No quieran utilizar como caja china el tema de la niña que no existía. El interés de un sector que quiere generar un tema y cambiar la agenda de un fracaso mediático de un rescate que nunca existió, de una niña que nunca existió", aseguró Graco, cuando se le cuestionó por los reproches que algunas personalidades del espectáculo hicieron a su gestión debido a la presunta retención de víveres.

::.