MÉXICO

Esta valiosa guía te ayudará a evaluar el daño de tu casa o edificio tras el sismo

El arquitecto Arturo Ríos, catedrático y experto en estructuras, elaboró una guía sintetizada para saber en qué condiciones está tu inmueble.

23/09/2017 5:48 PM CDT | Actualizado 27/09/2017 8:19 PM CDT
Ginnette Riquelme / Reuters

El sismo de 7.1 grados que sacudió a Ciudad de México, Morelos, Puebla y otros estados provocó el deterioro de miles de edificios, así como el colapso de decenas más, generando pánico entre los ciudadanos que deben habitar los inmuebles sin un conocimiento real del daño.

Con lo anterior en mente, el arquitecto Arturo Ríos Santa Cruz Polanco, académico y experto en estructuras, elaboró —junto con un equipo de colaboradores— una guía fácil de entender para que los habitantes de los edificios puedan tener una idea preliminar de las condiciones del inmueble, previo al dictamen de un experto.

"Un solo problema no genera un colapso, es la suma de varios problemas lo que lo genera", le dijo el arquitecto Ríos a HuffPost México.

La guía aborda varios elementos a considerar ​​​​​​como las estructuras, la zona y la verticalidad del edificio. La evaluación de cada uno de estos te ayudará a comprender mejor el deterioro de tu casa o edificio tras el sismo.

¿Qué tipo de estructura estás habitando?

Lo primero a considerar son los muros, pueden ser de carga o de marcos rígidos. Los primeros pueden ser de piedra (entre 50 cm y 1.50 cm) o con cadenas y castillos (entre 15 cm y 28 cm), estos funcionan para estructuras de máximo cuatro niveles y deben alinearse en direcciones perpendiculares para amortiguar el sismo, sin importar la dirección. "Cuando los edificios con muros de carga tienen más de cuatro niveles, estamos hablando de edificios de alto riesgo", explica el Arquitecto.

Por otro lado, los muros que no son de carga se utilizan para separar espacios arquitectónicos, más que para cargar. Estos deben estar anclados a las estructuras principales para evitar que se caigan. Las grietas en forma de cruz que aparecen significan significan que el muro ya no es un elemento estable.

"En los muros divisorios el problema es que estos se caigan y aplasten algo o a alguien. El riesgo en los muros de carga es que, si se derrumban, el edificio colapsa", explica.

En estructuras de muros de carga, ¿cuándo son peligrosas las grietas y cuándo no lo son?

"El problema es que no sabemos diferenciar entre lo que es una fisura, una grieta moderada y una grieta severa", asegura el arquitecto Ríos. En estructuras de muros de carga, las primeras dañan solamente el maquillaje de la estructura, con las medianas el edificio se mantendrá estable, pero corren el riesgo de colapsar en otro sismo de gran magnitud, por lo que es indispensable repararlas lo antes posible. Por otro lado, en caso de grietas severas, es importante abandonar el edificio ya que puede colapsar.

Otros elementos a considerar son los daños en pisos, plafones, ventanas y escaleras. "Estos acusan del daño que ha sufrido la estructura, pueden ser problemas reparables o críticos", dijo el Arquitecto que utilizó conceptos en la guía (abajo) a partir de conversaciones que tuvo con los reconocidos arquitectos Fernando López Carmona y Enrique Santoya Villa.

¿Qué tan relevante es la zona?

Para el arquitecto, la zona cobra mucha relevancia y en la guía incluye una imagen con el mapa que Google actualizó con los edificios dañados, sobrepuesto a un mapa de la misma zona en la época prehispánica, cuando gran parte de ésta era un lago. La ubicación de los edificios dañados corresponde a la zona de transición entre el terreno arcilloso y las cordilleras.

Cuando la fuerza sísmica entra a la zona del Valle de México, al ser una base de fango, las ondas sísmicas se amplifican. Cuando éstas llegan a la zona rígida o de transición, las ondas rebotan en la roca de las cordilleras. Al hacerlo regresan con más fuerza.

El arquitecto Ríos asegura que lo anterior, sumado a condiciones de mal diseño, provoca los derrumbes.

"Cuando solo hay un problema, existen los elementos para que el edificio se defienda. Pero cuando están mal construidas las columnas, los cimientos y, para ahorrar dinero, utilizaron menos fierro, se empiezan a sumar una serie de errores, hasta que llega al colapso".

Para el arquitecto, las calles y las banquetas también son un buen indicador de cómo se comportó el sismo en la zona.

¿Por qué importa la verticalidad de un edificio?

La pérdida de verticalidad, o desplomo de un edificio tras un sismo puede ser visual o funcional. "Los visuales son los que se alcanzan a ver, esos son los que el reglamento autoriza hasta un máximo", explica. En la guía (abajo), incluye una manera para medir el desplomo utilizando un hilo con un objeto pesado y una tabla para calcular el desplome funcional y visual máximo. "El desplome funcional corresponde a lo que una persona puede aguantar viviendo en un edificio inclinado. La sensación de incertidumbre e inseguridad puede afectar psicológicamente a las personas", asegura.

(Lo anterior no aplica para las estructuras de piedra)

El terrible efecto que ocasionó en la Ciudad de México el sismo del 19 de septiembre, deja una reflexión muy clara al arquitecto Ríos: la importancia de retomar las buenas prácticas del pasado. "A lo largo de los años, se han olvidado las enseñanzas de antes y en vez de eso se utilizan columnas y marcos que se inventaron en países como Francia, Alemania y Bélgica, donde no tiembla". Sin embargo, asegura que eso no está peleado con los avances tecnológicos.

"Es recordar un poco la tradición de construcción que hay en nuestro país y recordar qué es lo que ha perdurado a través del tiempo y entonces actualizarlo a las tecnologías modernas y los materiales actuales", concluye.